sábado, 4 de octubre de 2014

Dulce despertar




Repertorio 2.
Hacemos una versión en francés de Dulce despertar de Los Huracanes, un grupo valenciano de los años 60. Porque nos da la gana.


La realidad es ese lugar extraño. Ese en concreto. No otro sino ese. Sórdido, nítido, alucinógeno, kitsch, volcánico, real.

A la realidad se accede cayendo (que es la forma más realista de volar), por más que inmediatamente uno contraste que apenas existía desnivel. ¿tú no has soñado ese vértigo al caer de un ridículo bordillo que hace que despiertes sobresaltado?

Cuánto mide exactamente ese bordillo ya lo indagaron Platón y Aristóteles, y se siguen paseando por él, silbando sus teorías, los más grandes pensadores.

No creas que la realidad es lo contrario de la ficción o de la locura, ¿acaso España es lo contrario de Francia?  Que no es un concepto sino un lugar la realidad.

Algunos dicen que no existe, pero ¿cómo no va a existir? Se caerían los sueños, las locuras y los pájaros, ¿de dónde se sujetarían?

El problema es que tú no entiendes la realidad.