viernes, 10 de enero de 2014

Atente a las consecuencias





















- Tienes dos opciones: hacerte un poco la tonta, ser más sumisa, ¿pero no entiendes que así no puedes progresar económicamente, no puedes tener a un hombre, que no está bien ir por ahí, mirando hasta el fondo mismo de las cosas, como si tuvieras rayos X en los ojos, poniendo bombas en el centro de los convencionalismos?, ¿no te das cuenta de que la gente necesita protegerse tras una autoimagen, construir sus castillos, que los dejen en paz tras sus falsedades? Prueba una mirada entornada, a lo Marilyn, superficial, ingenua, ajústate la piel de tonta hasta el cuello, ¿pero no ves que la gente no sabe qué hacerse con una inteligencia así, que resultas molesta? Y encima eres mujer, sabes que algunos te desean, que quieren follarte, y no sólo tu cuerpo, quieren follar tu cerebro, ya ves cómo están los tiempos, si hasta hay leyes para controlar tu útero, lo que sucede ahí tan dentro de ti, leyes hechas por hombres, ¿aún no entiendes que la violencia contra tu género adopta muy distintas formas, muchas veces la forma del amor?
También tienes otra opción: tomar el camino de la obstinación, del empecinamiento, seguir tus estúpidos principios y no renunciar a tu libertad, lo que seguramente te lleve a la soledad, a la marginación, a la miseria. Yo creo que es casi un suicidio, pero tú verás.

- Joder, no sabía que tenía que renunciar a tantas cosas… Y Marilyn se suicidó, murió en un país extraño, ¿recuerdas? Con lo bien que hizo la tonta. Después de todo, casi suicidarse es vivir, ¿no? Hay gente que muere por dentro en cómodos plazos. Casi suicidarse es seguir estando vivo al fin y al cabo.
Además, caben tantas cosas en un casi… con la edad, uno se conforma con esas pequeñas cosas, entra esperanza en un casi, es suficiente, no necesito vastos espacios donde vivir, no necesito cientos de personas para amar, me basta con un pequeño casi, y además ya no puedo echar marcha atrás, ya he llegado hasta aquí y no puedo echar marchar atrás, se ha borrado el camino, ha desaparecido bajo mis pies.
Así que: ¿y si casi los mando a tomar por el culo? 

- Tú verás, pero atente a las consecuencias.