jueves, 26 de diciembre de 2013

Diccionario



















Tocar fondo: llegar al punto en que vale exactamente lo mismo morir que vivir. Exactamente lo mismo.

La menos puta: la que se acuesta con cualquiera, por nada. Absolutamente por nada.

Hacer el amor: follar como si existiera un mañana.

Follar: hacer el amor como si no hubiera un mañana.

Reconocer: la palabra más hermosa del diccionario, se escribe igual de derecha a izquierda, empieza pronunciándose en unos ojos y termina en otros.

Realidad: ese líquido que siempre encuentra la grieta.

Grieta: efecto de un deseo interno de libertad.

Amor: mañana.

Miedo: pasado.


Ponga un ejemplo: Tras tocar fondo, la menos puta de todas se miró en los ojos de su amante y por fin se reconoció. La realidad se abrió paso en forma de líquido que fluía  de entre sus piernas.

8 comentarios:

estela ela dijo...

Un desglose fluido, didáctico y delicioso. Bravo.

Isabel dijo...

Belleza y fuerza en todo lo que escribes.

Sé feliz, es una orden...

y mi deseo.



NáN dijo...

Te concedo el Premio de microrrelatos consentidos.

Josep Vilaplana dijo...

Reconocer: hermoso puente de una sola orilla que al cruzarlo el que mira es visto (me gusta pensar que eso nos sucede….).

Esto a pesar de que nuestra realidad puede considerarse una de las más putas de todas (haber si esta año/ficción la sacamos de la calle -a nuestra realidad me refiero- y le montamos una peluquería con grandes ventanales, música y risas).

Que distintas alegrías y la salud que tu prefieras pregunten por ti, Bárbara.

Carlos de la Parra dijo...

Apareces cual filósofa mezclada con poeta.
Un placer haber encontrado tu blog.
Maravillosa lectura con toque genial.
Me sumo a seguirte.

Albert dijo...

Muy bonito, muy inteligente y muy trabajado, pero a partir de las definiciones de “Realidad” y “Grieta” y su encaje en el ejemplo, me ha surgido una objeción, una duda, una inquietud que me ha puesto un poco melancólico: Quienes carecemos de grieta entre las piernas ¿no tenemos deseo interno de libertad, ni posibilidad de reconocernos en otros ojos, ni de que la realidad se abra paso en forma de fluido? ¿No podemos follar? ¿Ni siquiera hacer el amor? Snif. No sé, creo que es un diccionario incompleto. Igual puedes arreglarlo -sugiero- añadiendo una definición de “tubo”, “caño” o “manga”, lo que más sugerente te resulte. Sé que ninguna de las tres suena tan inspiradora como “grieta”, pero es que leo poca poesía.

Un beso, guapa.

P.D. Voy a escribirte para pedirte algo. Sencillo y rápido, no te alarmes. Una pista, aquí: http://lascintasdealbert.wordpress.com/2014/01/02/que-verde-era-mi-blog/

Bárbara dijo...

Gracias, Estela. Un abrazo.

Yo lo intento, Isabel, no me sale del todo, pero lo intento. Y gracias por tus buenos deseos y por seguir pasando por aquí.

¿a este sinsentido, NÁN? es un honor.

Sucede, JOSEP, a veces sucede. Concretamente me gusta que tu alegría pregunte por mí.

Mil gracias, CARLOS, y bendita casualidad. Has aparecido en el momento preciso para levantarme el ánimo.

Bueno, ALBERT, toda cañería tiene abertura si no reventaría, es una grieta, premeditada o no, pero grieta. El texto es unisex.
Estoy un poco out de los blogs últimamente pero participo encantada.

TortugaBoba dijo...

Qué de tiempo sin leerte, y qué bueno hacerlo.
Maravilloso texto, como siempre.
Beso.