miércoles, 26 de junio de 2013

ReconoceR




















Dicen que le doy demasiadas vueltas a las cosas. Pero es la única forma que conozco de atravesar el sumidero para llegar hasta el fondo.

Reconocer es la palabra más hermosa del diccionario. Se lee igual de izquierda a derecha, de derecha a izquierda.
Reconocer
reconoceR
ReconoceR

Las relaciones son espejos móviles, que nos devuelven la imagen del otro cuando nos miramos, que devuelven nuestra imagen cuando nos miran.  

Cuando no hay reflejo, se apagó el amor.
 
ReconoceR sigue siendo la palabra más hermosa del diccionario.

6 comentarios:

t minúsculo dijo...

...quedamos en Roma?

Rubens dijo...

quedamos en Marrakech?

NáN dijo...

Carajo, no me había dado cuenta.

Pero, ¿tanto tenemos que olvidar para después poder reconocernos?

La Divinidad es una hijaputa a la que sus padres deberían quitarle de una vez la consola de juegos de rol.

Isabel dijo...

¡Y que lo digas! Bien hermosa y difícil de poner en práctica cuando lo que abunda es el desconocimiento, de nosotros mismos y de los demás.

Bárbara dijo...

Claro, bambino t.

Y en Marrakech también, RUBENS.

Y en el infierno nos veremos todos ;)

No creo que todo lo tengamos que olvidar, NÁN, tan sólo tenemos que haberlo perdido. Ay, la divinidad, qué haríamos sin ella, amigo.

Y tanto ISABEL, aún no hemos digerido del todo aquello tan sencillo que dijo aquel griego: conócete a ti mismo.

estela ela dijo...

Cuánta razón tienes...