jueves, 3 de enero de 2013

Amigo Facebook





















Día 1. Abro Facebook: Bárbara, ¿cómo te sientes?
Fatal, tío, fatal. Me separé, me rompieron el corazón. No entiendo bien al ser humano así en su mismidad. 

Día 2. Abro Facebook : Bárbara, ¿qué novedades tienes?
Pues pocas ya que lo preguntas. Trabajando, escribiendo un poco. Mirando las nubes, lo cierto es que el otro día por primera vez que me pregunté qué habría detrás. ¿Vale eso como novedad?

Día 3. Abro Facebook: Bárbara, ¿cómo estás?
Sola, amigo Facebook, muy sola, a pesar de tu solicitud y de tu constante atención. Sola.

Dia 4. Abro Facebook: Bárbara, ¿cómo te va?
De puta madre, tío, de puta madre. 

Dia 5. Abro Facebook: Bárbara, ¿cómo te sientes?
Empiezo a pensar que eres un puto robot. 

Día 6. Abro Facebook: Bárbara qué novedades tienes?
Que te vayas a la mierda. Que no me hables más.

Día 7. Bárbara, ¿cómo te sientes? 

Día 8. Bárbara, ¿cómo estás?

Día 9. Bárbara, ¿qué novedades tienes?

Día 10. Bárbara, ¿cómo te va?

19 comentarios:

Hammett dijo...

Me da cosa preguntar, pero....Bárbara, ¿cómo te van las cosas?

Emilio Calvo de Mora Villar dijo...

La misma cosa que a Hammett, Bárbara. Y se lanza uno a preguntar, claro. También esto del comentario en un abajo de una entrada en un blog queda fría de cojones, pero a veces no tenemos otra cosa. ¿Y? Un beso. Feliz año pese a todo, pese a tanto.

Zavala dijo...

A veces no hay diferencia entre las personas y los robots, somos tan previsibles que imitarnos ha de ser bastante fácil.

A continuar Bárbara.
Mucho ánimo, un beso.

t minúsculo dijo...

"me gusta" :)

pedro.com dijo...

Habaces el hombre es como una maquina . Frio y calculador . Sin corazon sin sentimientos
Barbara feliz año te deseo lo mejor para ti un btsss ya sabes donde estamos animo

Buitre dijo...

Moza, estás sola? Tan dejao?

Te puedo sacar a pasear?

Mozaaaaaaaaa!!

Karibel Pérez Villalba dijo...

...Y sigues abriendo el facebook...aunque ya sabes que te dirá... a veces la vida es buena por que sabes que puedes esperar de ella... y a veces deja de serlo por lo mismo... en el amor pasa otro tanto...
Feliz Año Nuevo Bárbara.

Anónimo dijo...

Al final va a resultar que el único que se acuerda a nosotros a diario es el facebook, el twitter o cualesquiera de esas redes (¿sociales?) en las que todos terminamos enganchados.

Pero aún hay esperanza, date una vuelta pasado mañana por cualquier cabalgata de Reyes y mira las caras de los crios al paso de las carrozas, solo con eso recobra uno las ganas de seguir adelante.

Vicent.

Josep Vilaplana dijo...

Tal vez te parecerá algo extraño, Bárbara, pero todo lo que no me dices me habla de ti. Portavoces siempre distintos, de una gran fragilidad y a la vez de una enorme resistencia, se acercan para contarme con todo detalle lo tuyo, eso que de alguna forma, cuando los instantes vienen ciertos y serenos, siento nuestro. Si algún día te he preguntado cómo estas, tú ya sabes que no es por saberlo, sino por sabernos (una complicidad que no deja espacios para las cosas que sólo suceden).

(A la cosa/red agradezco la organización de la fiesta y las azarosas presentaciones, pero la música y el baile es y ha de ser cosa nuestra).

¿Es necesario que insista? : a cambio de una risa y un beso, a la mierda el blog….

Darko Wiggin dijo...

Alomejor por eso no tengo facebook...

ximorochera.blogspot.com dijo...

Así de crudo, por cierto: Bárbara, cómo te va?

Yolanda dijo...

Facebook no es el problema, es la vida de una y sus amistades circundantes

Anónimo dijo...

Bárbara, te he extrañado tanto estos días que no puedo dejar de decirte cuánto me alegro que estés de puta madre, que te encuentres feliz como nunca este nuevo año que tenemos por delante y que, a pesar de toda tu manía hacia mí, te quiero.
Facebook.

Félix dijo...

La devoción es devoción, y la de un robot tiene garantía de por vida.

Olga Bernad dijo...

Toda la culpa debe de ser de esos robots malditos que no tienen corazón.

NáN dijo...

pues además de no abrir el FB desde hace meses, tampoco estoy visitando mucho que digamos los blós. Pero me siento un poco traidor. Tampoco como para desencadenar una debacle psíquica.

Elvira dijo...

Por una parte me has hecho reír, pero por otra, si te han roto el corazón de verdad... pues no me hace ninguna gracia. Un beso

Bárbara dijo...

Van bien, HAMMET, cuando uno decide, todo va bien.

Un beso, EMILIO, tengo que hacerte una propuesta vía mail.

Es cierto, ZAVALA, siempre existen los Dalís, pero hasta a ellos podríamos predecirles el comportameinto si los estudiáramos. Besitos.

Bandido. (a T MINÚSCULO;)

Gracias PEDRO. Besos.

Con ese nombre BUITRE, la verdad es que no apetece ir a pasear, ni siquiera a coger billetes de cien euros.

Bárbara dijo...

Cuánta razón, KARIBEL, los defectos y las virtudes a menudo se tocan. Besos.

Pues sí, VICENT,los robots son más constantes que los humanos. Los críos también son constantes, constantemente pesados, son lo mejor.

Igual te piso, JOSEP, nunca me aclaré bailando agarrao. Y sí, hay cosas puramente circunstanciales, y luego estamos nosotros.Nosotros.

No te pierdes gran cosa, DARKO.

Estupendamente, gracias XIMO.

Qué tontería, YOLANDA, cómo va a ser mi vida el problema, o la gente que quiero? Absurdo.

Sabes que en el fondo, no puedo vivir sin ti, FACEBOOK. Tonto.

He de hacerme con un robot, FÉLIX. Creo que sería feliz con un robot.

Un robot con corazón, OLGA, como Walle.

¿Por qué traidor, NÁN? tu espíritu flota siempre por encima de la red, que lo sepas ;)

Ese era el objetivo, ELVIRA, ironizar un poco y reírse. El resto, sufrir, tener desengaños es estar vivo, una suerte.