domingo, 14 de octubre de 2012

Españolitis
















- Es un dolor intenso, doctor, punzante, fragoso.
- ¿Aquí?
- No
- ¿Aquí?
- No
-¿Aquí?
- No.
Resoplido.
-¿Dónde entonces?
-No sabría decirle, pero cómo duele.
Silencio. Ojos.
- Seguramente sea la españolidad. Una inflamación de la españolidad. Últimamente se están dando muchos casos.
- ¿Y es grave, doctor?
- Se puede vivir con ello.
- ¿Se opera?
La lista de espera es larga, y ahora con los recortes… pero no tema, le recetaré algo para los síntomas, para la tristeza, para la desesperanza, para esa melancolía típicamente española que produce la enfermedad.
- ¿Y cómo la he cogido?
- Vaya usted a saber, malos hábitos, una dictadura que campó a sus anchas y sigue campando, una nefasta transición, una estructura podrida por la corrupción… puede que Julio Iglesias… no están claras las causas.
- ¿Y qué me recomienda, doctor?
Silencio.
- ¿Qué me recomienda?
Ojos.

12 comentarios:

t minúsculo dijo...

¡cojoño Bárbara! yperdonalaexpresióntodojunto.

Discrepo absolutamente contigo, no se trata ni de anotomía, ni de oftamología ni de Otorrinolaringología. Estoy convencido que es un problema de espacio y de tiempo. Está perfectamente diagnosticado, hay unanimidad en todos los medios y lo habrás oído en múltiples ocasiones.

"...una hora menos en Canarias"

Zavala dijo...

Un Español sabe que la españolidad se lleva en el corazón, se expresa a gritos y no duele. Es un orgullo y es un honor. Pienso en ello y se me eriza el vello púbico, porque un español tiene pelos en los huevos.

Anónimo dijo...

Una grande y libree

Arriba Españaaa!!

Franco sí que era demócrata, ayss

Juan Carlos Garrido dijo...

Es contagioso, se aloja en la cabeza y se contrae en los colegios, como los piojos.

Saludos.

Josep Vilaplana dijo...

Españoles, Tanzanos, Neozelandeses, Catalanes, Bielorrusos, Asturianos y los que merodean por los Monegros, arriba esos corazones con pelos, que no decaigan esos huevos que laten -no se si al unísono o por separado-, levantemos los ojos y embelesémonos con el suave ondular de nuestras respectivas banderas. No se preocupen ustedes por el que con sumo cuidado nos desabrocha el cinturón, nos baja la cremallera y nos introduce cualquier cosa, tal vez grande y escasamente libre, por cualquier sitio; dolerá un poco pero de forma nacional.

La única cosa más estúpida que un país que mi confusa imaginación me deja entrever, son dos países.

Pd. ¿De verdad hay alguien que no esté fuertemente medicado que crea que Rajoy es español, Mas catalán y Fabra valenciano de la misma forma en que mi amigo es mecánico?

Un enorme beso apátrida, Bárbara.

Francis Black dijo...

Bueno pero si no miras la tele ni lees los diarios todo eso se rebaja mucho.

Anónimo dijo...

Cada día los tics de esta gente son mas reconocibles.

Vicent.

Karibel Pérez Villalba dijo...

Desde aquí, por una vez, es más fácil ser antiespañol que catalán. Será de tanto arrancarnos los pelos de los huevos, a base de miraditas airadas e insidiosas...

El miedo, la desesperación, generan monstruos fáciles de gobernar, de pasear impúdicamente por las calles: de aquí, de allí...


Pero yo a veces me pregunto: Y después, mucho después, cuando ya fueramos dos países, olvidado todo esto, ¿será más fácil ser antibarcelonés que catalán? Que quizás, ya puestos a ser antialgo...


Gracias Bárbara!!!
A mi me gustas siempre!!!

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

¿Españolidad?... ¿catalanidad?... ... ... Prefiero mi valencianidad, por lo menos no es excluyente.

Besos.

Bárbara dijo...

Jajaja, T MINÚSCULO, visto así, los calvos son unos adelantados a su tiempo.

¿Quieres decir, ZAVALA, que esos que veo en el gimnasio, perfectamente depilados, con menos pelo que yo,son independentistas catalanes?

Y sí, ANÓNIMO, pronto se hará innecesaria la nostalgia.

Yo creo, JUAN CARLOS, que lo echan las farmaceúticas sin control, como los piojos.

Una temporada estuve a punto de convocar un referendum para pedir la independencia de mi pie izquierdo del resto del cuerpo. Cualquier día voy e invado ese pequeño país. Un beso con arraigo.

Cada día menos pero es que lo llevo dentro, FRANCIS.

Cada día, los actores políticos están más sobreactuados, VICENT.

KARIBEL, mis amigos catalanes se quejan siempre de sentirse atrapados, de ser vistos como independentistas en Madrid y como anticatalanistas en Barcelona.

Yo también la prefiero, MSM, aunque visites poco la terreta... Besos.

NáN dijo...

A mí me parece muy bonito eso de cantar todos juntos:

¡Los de xxxxxxx, somos la hostia, viva la madre que nos parió!

Bárbara dijo...

Yo te canto cuando quieras: viva la madre que te parió, NÁN!