martes, 30 de octubre de 2012

El mundo today















Ya sólo leo El mundo today junto con mi cafelito. Ya no me interesan las caricaturas borrosas de la realidad (qué cosa es eso) que dibujan los medios convencionales, sólo las caricaturas nítidas de El mundo today, donde la verdad flota con mucho menos esfuerzo, empujada por el corcho del humor (“Los bancos sustituyen los cajeros por máquinas tragaperras”, “Una despedida de soltero se complica y da el salto a la política”, “El primer catalán españolizado sigue vivo y evoluciona favorablemente”, “Un perro guía disputa a Rubalcaba el liderazgo del PSOE”). Hay verdades serias ahí.  Hay más retratos de la realidad (qué cosa es eso) que en cien titulares de El mundo pedrojotil.
Tal vea el humor sea la forma más rápida de completar el recorrido de A a B. El humor, como la metáfora, alcance velocidades supersónicas, suponga un pasito más en la evolución. Si superas la pantalla de la desesperación, accedes a la del humor, con dos vidas extra de regalo.

Recuerdo una escena de El hombre que pudo reinar, en que los aventureros Sean Connery y Michael Caine quedan atrapados en el repecho de una montaña cubierta de nieve, imposible subir, imposible bajar. Saben que van a morir. Tras unos momentos de desesperación, recuerdan anécdotas y acaban llorando de la risa, es tan trágica la situación que acaban llorando de la risa, porque se van a morir, porque qué más da ya la trascendencia y la montaña y la nieve y el dolor y la posteridad, se parten de risa. Y esa misma risa provoca un alud que los salva. Adoro esa escena.

Estoy convencida de que el humor nos salvará.

14 comentarios:

Hammett dijo...

Como me gusta esa escena,...bueno, y toda la película, claro.

Bárbara dijo...

Ya sé que te gusta. Me la descubriste tú.

Ximo dijo...

El príncipe Sarau, un loco de una novela de Thomas Berrnhard (trastorno) comenta que sólo lee la prensa cuando ha pasado un mes porque de esta forma pierde su poder destructor y únicamente le queda el componente poético. Un abrazo y una cerveza.

Anónimo dijo...

voto a favor; pero creo que sólo nos dará una tregua

t minúsculo dijo...

...y a Astérix lo condenaron por dopaje.

Ahora en la Galia vuelve a estudiarse en latín.

Francis Black dijo...

Buena peli, la prensa está para eso, aplastar a la gente.

Zavala dijo...

No conocía -El Mundo Today- es buenísimo, ya me lo he subido a la barra. Muchas gracias Bárbara.
Tienes razón respecto al humor, es emocionalmente saludable, en su justa medida y sin dejar de lado la
realidad. Para compensarla y no perder el equilibrio.

Zavala dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Zavala dijo...

Me había salido repe... lo siento.

Tururu dijo...

Completamente de acuerdo con tu visión. Yo también soy lector de El mundo Today, salvo con las catástrofes o los cotilleos es de lo poco que me queda de interés por la realidad.
Bonito blog.
Y, por supuesto, yo también adoro esa película.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Primera noticia: no sabía yo que la ´Chacón se había cambiado de sexo y se había vuelto canian...

Brindo por el humor, sin el que nos veríamos reducidos a animales de los otros.

Y un beso, pa la nena.

Anónimo dijo...

El uso de cafelito te degrada tanto

NáN dijo...

La tristeza es contrarrevolucionaria, es lo que tiene la pobre.

Bárbara dijo...

XIMO, próximo ejercicio para el taller, escribir un relato a partir de un titular. Y qué bueno, Bernhard!

Anotado ese voto, ANÓNIMO!

Con esta involución, T MINÚSCULO, no me extrañaría que la próxima propuesta de Wert fuera que se dieran las clases en latín.

Sí, FRANCIS, estamos acostumbrados a ese uso perverso de la prensa. menos mal que ha llegado internet para cambiarlo todo.

Eso es porque vales por dos, ZAVALA. Yo creo que el humor es muy real, sino ¿por qué se ríen los bebés sin que nadie les enseñe?

Bienvenido, TURURU. Tenemos muchas cosas en común, yo también digo tururú a menudo.

Tú sabes algo de eso, MSM, lo utilizas a diario en tus viñetas.
un beso muy en serio.

Si supieras, ANÓNIMO, cuánto me enaltece mi cafelito.

Y sí, NÁN, es tan inmovilista, la pobre. Aunque igual es un paso previo necesario para la revolución del humor.