domingo, 20 de mayo de 2012

Tengo buen carácter





















Tengo buen carácter. La sensibilidad sin las riendas de la inteligencia se me antoja un carro desbocado a la locura. M. dijo: ¡¡¡pero si está completamente tarado!!! Tengo buen carácter. Quiero que cojas mi mano cuando caigo, quiero que sueltes mi mano cuando empiezo a flotar. No quiero que cojas mi mano cuando floto. No quiero que sueltes mi mano cuando caigo. No quiero que estés a expensas de lo que yo quiero, joder. Tengo buen carácter. Le di la vuelta al calcetín de la virtud y apareció un defecto, ni siquiera una patata, sólo un defecto. Lo volví a su posición original y era de nuevo un calcetín. Tengo buen carácter.  Domestiqué la rutina, le pelé al amor todas las capas hasta que quedó un hueso, un hueso duro de roer. Me gusta el ruidito que hace al darle vueltas en mi boca. Tengo buen carácter. Creo serenamente en la violencia, en la justicia de Clint Eastwood, en las bombas que respetan a los inocentes y hacen estallar el mal en mil pedazos. Tengo buen carácter. Dijo padre y pensé asco. Dijo madre y pensé pena. Dijo hermana y pensé envidia. Dije hijo y pensé amor. Tengo buen carácter. 

13 comentarios:

M. (bcn) dijo...

Yo cada vez estoy más convencido que sólo un tipo (o varios) como Clint Eastwood puede arreglar las cosas de este país. Vamos, que tengo el consuelo de esperar su llegada cualquier día y no la del gilipolla ese del espíritu santo que no sirve para nada ni nos va a sacar de este entuerto. (Que bien que escribes, puñetera...)

Albert dijo...

Yo también creo en la violencia, y en el amor, del mismo modo que creo en el sol y en la luna. Y en textos maravillosos como este. A todo eso le tengo fe. Quizá es que también tengo buen carácter.

NáN dijo...

Si la mano que te salva es la misma que te retiene, ¡hay que cortarla!

Albert dijo...

Ah, otra cosa que no viene ahora a cuento pero que no me resisto a comentar. Vi por fin Melancolía, la de Von Trier, y estoy convencido de que la mejor crónica-crítica que se ha escrito sobre ella es la que tú hiciste aquí en su momento. Acabo de releerlo. Diste en el clavo, para variar. Saludos.

Edu Reptil dijo...

Qué bueno. Como tu carácter :)

Emilio Calvo de Mora Villar dijo...

Es bueno creer serenamente. Así, sin entrar más adentro. En lo sereno, en lo que se deja pasar y adquiere su peso, se advierten mejor las cosas, los matices, las figuras abriéndose paso en lo oscuro, formando su cuerpo entre los cuerpos, las palabras izándose sobre otras palabras, sin empujarse, en una especie de coreografía. Bonito tu carácter.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Yo también tengo buen carácter, pero mala leche: ya somos dos. ¿O no?

Besos.

NáN dijo...

Uy, lo de mala leche en este país nos sale un número superior al de censados. (misterios de la estadística doméstica).

Darko Wiggin dijo...

Yo tengo buen carácter.
Espera, dame una tregua...
Sí, sigo teniendo buen carácter.

Féilx dijo...

Clint Eastwood sabe bien que alguien de buen carácter necesita un mal día para que puedan alegrárselo. Supongo que de entretener la dentadura con una metáfora lo haría con algo de tabaco. Algo peor que un hueso, diría yo, para juguetear con el amor. Mejor supongo, a la hora de escupir.

Josep Vilaplana dijo...

Dije Bárbara y la menta subió hasta mi ventana.
Te leimos los dos en silencio y antes de regresar a sus precisas cosas ya andábamos los dos coincidiendo en lo tuyo y en fugaz pero sincera amistad.

¿Leerte? una forma igual pero distinta de abrir la ventana.

Bárbara dijo...

82 cumple hoy el amigo Clint, no sé si está para pegar muchos tiros pero aún puede dar unas cuantas lecciones. Y a la virgen de los desamparados vas, M, por decir esas blasfemias.

Por supuesto que tienes buen carácter, ALBERT, puedo dar fe de ello. Estaba segura de que te gustaría la peli de Lars. Muaks.

Estaría rodeada de mancos, pues, querido NÁN. De hijos de puta con mala leche ya estamos rodeados, sí.

Tú sí que eres bueno, EDU. Y con tan buen criterio novelístico...

Bonitas siempre tus palabras EMILIO. La serenidad es una de esas palabras cuya sonoridad coincide con su significado.

Bárbara dijo...

Por supuesto, MSM, el buen carácter incluye una dosis razonable de mala leche. Lo otro es ser un blandengue. Besets.

No lo dudo, DARKO, sólo los que no dudan nunca tienen mal carácter.

FEILX o Félix precipitado, el problema del tabaco de mascar es que se escupe con mucha menos dignidad y limpieza (amén de que está asqueroso...) Y a mí también se me ocurren muchas otras metáforas con que entretener la lengua.

Tengo ganas de saltar por esa ventana, JOSEP, sin temor a parecer suicida. La menta sólo la tomo en el mojito pero he de decirte que me encanta.