lunes, 4 de octubre de 2010

Marilyn no se acaba nunca

Marilyn no se acaba nunca. Es como el Paris de Vila-Matas que tampoco se acaba nunca por más que llegues a la página 240 (al azar lo he dicho, no me voy a levantar), y ¿por qué? pues porque Vila-Matas logra que la literatura dimane de la propia literatura, que se le promiscuen con vicio y desenfreno las letras, que las ciudades se construyan directamente sobre las ideas que tenemos de esas ciudades, haciéndose infinitas, imposibles de recorrer de tantos kilómetros y kilómetros abstractamente circulares, con recovecos profundos y oscuros como la imaginación.
Vamos, que es como haber descubierto la reproducción humana sin necesidad de follar. Ni siquiera en un laboratorio. Mucho mejor que la clonación.


Con Marilyn sucede lo mismo, Marilyn no se acaba nunca porque al mito le siguen creciendo células y más células que engordan el mito.
Ahora es una selección de poemas y textos inéditos de la rubia más famosa de todos los tiempos lo que viene a amontonarse en esa pira de llama inextinguible.
Resulta que Marilyn leía, apenas habrá como unas doscientas fotos que dan fe de ello.

¿Que no?:















Y resulta que a Marilyn, en los ratos muertos de los que disponía entre hacer de rubia de inteligencia distraída, chupar pollas presidenciales, tomar Nembutal con champán o cantar con sublime sensualidad, le daba también por garabatear frases en una libretita de tapas duras, como a la mayoría de los mortales que se han inflamado leyendo.

“Nadie sospechaba que en el interior de ese cuerpo vivía el alma de una intelectual y poeta”, ha escrito Antonio Tabucchi en el prólogo de este libro.
Pero Toni, ma Tonino, ¿que nadie lo sospechaba? ¿nadie? ¿acaso soy yo más lista que nadie? Porque yo sí lo sospechaba, y eso a pesar de que dejo a la mitad la mitad de los libros que caen en mis manos, que la mitad de la otra mitad no los entiendo y que si a alguien se le ocurre llamarme intelectual, aun siendo yo de natural pacífico, es que le meto, le meto sin más.
Lo que no sospechaba nadie es que dentro de ti, Tabucchi, con cariño te lo digo, habitara algunos días el alma de una rubia tonta.

¿Por qué nos iba a gustar si no Marilyn y no Jean Harlow, Marilyn y no Pamela Andersson, Marilyn y no Paris Hilton, Marylin y no Elsa pataky, Marilyn y no Malena Gracia?
Por su poesía, claro. Y si no que baje Bécquer y se ponga bajo el chorro de la ventilación y muestre sus peludos muslos.

Todo sufrimiento con belleza de guarnición es poesía.
Y la capacidad para sufrir siempre fue signo de inteligencia, digan lo que digan.

Marilyn poetizó, fue hermosa y sufrió. Y no por ese orden.
Ocultó como pudo su esmeril sufrimiento, como debe hacer todo ciudadano de bien. Y hasta se enfadó con Miller porque nos asomó demasiado a él en Vidas rebeldes.
Gable, cuyo atribulado corazón tal vez ella acabó de hacer saltar por los aires con sus tardanzas y desquicios varios durante el rodaje, le decía (Miller mediante) en una de las secuencias: eres la mujer más triste que he conocido. Pues todo el mundo piensa que soy muy alegre, replicaba ella. Eso es porque cualquier hombre se siente feliz al mirarte.

Sufrir y ser capaz de hacer feliz al resto, ¿no es eso poesía?
Así que Tabucchi puede que tú no lo sospecharas, puede que el resto del mundo no lo sospechara pero yo, que soy muy lista, sí.

Y Marilyn, sin dar ni quitar la razón, escribió:

Socorro. Socorro.
Socorro.
Siento que la vida se me acerca
cuando lo único que quiero
es morir.
Y también:
Grito-
empezaste y terminaste en el aire
pero ¿qué hubo en medio?

Me gusta mucho esta frase. Me gusta como sospechosa que soy.
Porque yo a Marilyn muerta la quiero muchísimo. Porque a pesar de la metamitomanía, del marketing y las sospechas, iré y compraré mi libro.

23 comentarios:

Olga Bernad dijo...

Olé.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Me gustas tú más que el jodío Tabuchhi, tan poco sensible con el alma, sea femenina o masculina o lo que sea.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Me gustas tú más que el jodío Tabuchhi, tan poco sensible con el alma, sea femenina o masculina o lo que sea.

wolfii dijo...

saludos :)

BB dijo...

Marilyn, la bellísima mujer convertida en símbolo sexual o la rubia tonta, por Hollywood, no lo era tanto. Tímida y frustrada en su deseo de ser madre, amada y deseada por muchos, quiso ser reconocida como artista y sólo lo logró en la estupenda película Bus Stop. Una actuación memorable.
Socorro. Socorro, pidió y le llegó vestido de muerte...
Sí, también me gusta Marilyn, Norma Jean Baker...
Un beso
BB

Isabel dijo...

Me gusta tu comparación de Matas-Marilyn y pienso si debido a esa atracción del mito no le daría a Vilas las ganas de desaparecer, en ese otro "estupendo libro Doctor Pasavento" metáforicamente escribiendo, como a ella, y así seguir viviendo para siempre. En esas dichosa mania que le entra a todos los mortales alguna vez de ser perdurables.
Aquí la unica que lo consigue es ella.
¡Lo que ganan algunos gracias a la cara de tontita!
Y lo que me alegro yo de Marilyn lea y aprenda. Es cuando una se pregunta, ¿y para qué tanto aprender?
Pues pa que vaser, paserperdurable, que eres tonta, me digo.

Abrazo de tonta rematá.

Vicent dijo...

Se ha descubierto tambien ahora lo de los muslos peludos de Becquer?

Que sepas que jamás volveré a leer las Leyendas con gusto por culpa tuya, no consiguire quitarme la imagen de la cabeza, con lo que disfrutaba yo, che!...

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues qué aburrimiento, ¿no?, ese París de Vila-Matas con trazas de perder su apellido de ciudad del amor... naturalmente, a nos ser que el folleteo se ponga ahora en las ferias... por dierto, a los Campos Elíseos no les vendría nada mal una de esas ferias... bueno, ni a la Alameda...

Méteme, sin más.. aunque así leído, francamente, parece el mundo al revés.

Por cierto, yo también me siento feliz mirando la foto que nos obreces. Palabra de marilinero.

Besos.

Sombras Chinescas dijo...

Aun sin haberlos leído, intuyo que poco bien pueden hacerle esos versos a su mito.

Saludos.

Miguel Baquero dijo...

Yo no sé si escribía o no (sinceramente, no lo creo) pero sí que era una persona sensible y que admiraba las letras, como demuestra la devoción con la que en las fotos mira a su ya no sé si segundo o tercer marido: Arthur Miller. Eso ya es algo en una estrella de cine que lo tenía todo: darse cuenta de que le faltaba algo. No creo que fuera nada tonta.

Raúl dijo...

Una nota prosaica y frívola entre tanta reflexión poética:
"Y además, estaba buenísima".

Jaht dijo...

Marilyn, tal vez hubo de ocultar a la industria de Hollywood sus debilidades para funcionar en un mundo en que se premiaba la acefalía.

Digo yo, estableciendo paralelismos incongruentes, que si a Rosalía de Castro la hubiera encantado posar para las primeras fotografías porno-eróticas de su época, hubiera tenido que mantener en secreto su afición para poder publicar sus poemas contando con el placet eclesiástico.

Oscar Alonso dijo...

Impresionante tu post. Una delicia.
Enhorabuena y gracias por él.

Flx dijo...

jajaj lo de Bécquer casi hace que me atragante con el desayuno.
Si hubieras puesto a Baudelaire ahora habría un cuerpo inerte en el suelo.

Gemma dijo...

A mí también me gustó siempre, a pesar incluso de sus pelis de rubia tonta. ¿Será verdad que el sufrimiento embellece como apuntas?
Un abrazo

Bárbara dijo...

Pues te lanzo la montera, OLGA, ¿eso se lanza en los toros?, es que soy un poco lega en esas lides.

EMILIO, lo que viene siendo el alma, ni idea, ¿una ventosidad de 21gramos? pero me gusta gustarte. Y por partida doble.

Hola, tímida WOLFII, ¿qué tal?

BB, a mí me gusta Marilyn en varias, en Bus stop, en Con faldas y a lo loco pero sobre en Vidas rebeldes, ahí está espectacular. Besos.

Desaparecer escribiendo para ser perdurable. Aprender para descartar que no había nada que no supiéramos, somos raros ¿eh ISABEL? pero de tonta ni un pelo tienes.

Sí, VICENT, aparece en el EPS de la semana que viene, por lo visto en entre las pertenencias que le legó a su albacea encontraron pegotes de cera con pelos de Bécquer. Nadie sospechaba que el poeta cursi pudiera albergar una exquisita alma de esteticien.

Es que hace feliz mirarla, MUYSEÑORESMÍOS. Yo sostengo la idea de que las ferias son campos de prueba que utilizan los extraterrestres, infiltrándose entre nosotros para estudiarnos. ¿no son como de otro planeta, los feriantes?
besos.

Bárbara dijo...

No sé, SOMBRAS, supongo que es mejor eso que las radiografías de su pecho o su foto muerta. Ya te digo, yo lo compraré, por mitómana perdida.

MIGUEL, no se dedicaba a escribir claro, se dedicaba a hacer cine, y cantaba estupendamente. Yo creo que el que tiene talento,lo tiene hasta para plantar lechugas.

RAÚL, en su estar buenísima residía gran parte de su poesía.

JAHT, somos frutos de nuestro tiempo, inseparabales de su contexto, y aún así, independientes de él. Me he imaginado a Rosalía...

Jo, gracias OSCAR, aunque agradecerlo me parece excesivo...

Al tiempo, FLX, lo bueno de los mitos es que no se acaban. Te dejo mis datos por si quieres demandarme por atragantamiento.

Es verdad, GEMMA, porque yo lo digo. Y no creas, hay que ser muy lista para hacer tan bien la tonta. Megabrazo.

NáN dijo...

Las rubias enormes, como Marilyn y Jean Seberg, mueren en operaciones encubiertas.

moreiras dijo...

Qué buen post, con todos los avíos que te caracterizan, con la ironía y cercanía sin aires que hacen que leerte sea tan placentero y parezca parte de una conversación contigo compartiendo un café en cualquier cafetería o bar anónimo del mundo. Es una pena que regrese a leerte después de algún tiempo de despiste porque me escame tu tardanza en publicar el siguiente post. Ya estás tardando ;) Saludos

Vigo dijo...

Ohhh! He llegado aquí por una combinación estúpida de palabras. Luego ojeé un poco y me ha llamado la atención y te iba a felicitar por el blog pero con aquello de que es una lástima de no tener demasiado tiempo para profundizar en él.
Pero echaba un vistazo para llevarme una mayor impresión de él, y con este post de Marilyn me has matado... es que yo estuve buscando hace apenas unos días también fotos de Marilyn en actitud lectora (tengo algunas que te faltan y tu también tienes alguna que me falta ja,ja. Estas son las cosas que luego uno se repiensa si vale la pena repetir el mismo post. Buff. Me lo pensaré.
Lo malo -o bueno- es que esa coincidencia me obliga a echar un vistazo más profundo en tu blog. Estaré un par de horas por aquí. Veamos la entrañas...
V.

PD. Algunos de los fotógrafos que la pillaron en actitud lectora (André de Dienes, Alfred Eisenstaedt, Elliott Erwitt, JocK Carroll, Dave Cicero, Ben Ross, George Barris) Por si te interesa seguir indagando ;D

Efrén dijo...

Me he quedado noqueado después de leerte. Muy bueno.
Gracias.

Cristóbal Gómez dijo...

adjunto link de poema
que escribí
sobre estos motivos

:-)

http://comienzodelfinal.blogspot.com/2011/01/marilyn-lee-el-ulises-de-joyce-lo-esta.html

saludos

Bárbara dijo...

Muy chulo, Cristóbal, gracias por compartirlo.