viernes, 30 de julio de 2010

Sin noticias del mundo



No tengo noticias del mundo. No veo telediarios, no leo periódicos. ¿Seguirá existiendo esa representación amorfa y gelatinosa que los medios llaman mundo? Parece que sí, parece no ha pasado nada grave, la gente continua bañándose en playas y piscinas, con solapada lujuria, con indolente carnalidad. (Seguro que las piscinas alemanas estaban a rebosar en el verano del 41).

Puede que Montilla haya sido pillado en postura indecorosa con una señorita madrileña de muy buen ver.
Puede que un señor de Murcia haya inventado por fin el sufrómetro, ese aparato imprescindible en hospitales, partidos de fútbol y reuniones sadomasoquistas.
Puede que le hayan dado un premio por toda su carrera a Miguel Bosé.
Puede que investigadores norteamericanos hayan descubierto que el amor es un gen, un gen que apenas un 2% de la población posee.
Puede que el rey haya empezado a dar muestras de los primeros síntomas de Alzheimer.
Puede que ese cangrejo que vi hoy en la playa me haya mirado a los ojos y se haya sentido cangrejo.

Las noticias no dejan de ser manos de barro ajenas con las que amasar la idea del mundo hasta darle una forma redondita. ¿Vivimos en redondo, mami? me pregunta Bruno. Sí, cariño, sí.
El mundo como voluntad y representación. ¿Era optimista o pesimista Schopenhauer? Era filósofo, ¿no?
Lejanas, bufonas, anacrónicas, las noticias en verano desprenden más que nunca el olor del pegamento, penetrante y artificial, siempre fresco, que utilizamos para mantener viva nuestra fantasía de mundo real, redondo, que nos hace girar con él.
Sin embargo, no hay nada que suceda que no se haya gritado ya.
Tal vez el cangrejo ni me miró, ni siquiera cuando le lancé aquella bola de arena prieta.

13 comentarios:

giovanni dijo...

Unas observaciones que me produjeron una sonrisa ancha. No es casualidad que filmé hace poco el giramundo (está en mi blog) que mi compañera compró en un museo alemán que queda en una calle donde hay termómetro público que indicó 39 grados a las seis de la tarde. Era la tarde en que Alemania iba a jugar con o contra Uruguay y tenían instalado una pantalla enorme en la plaza. El mundo es 'el calcio', el fútbol. Has visto la película 'Mondo cane'? En mi mundo (blog) hablo del amor y la violencia y acabo de descubrir que eso provocó el insomnio a una de las comentaristas. Por una guitarra quebrada… Qué pena.
Mi compañera publicó una vez un libro que consiste de tres diarios de vida de ella y de dos de sus amigas entre 12 y 21 años. En ese período pasan muchas cosas, pero tal vez el concepto gelatinoso del mundo esté menos presente que en los años que siguen...
Un abrazo

Anónimo dijo...

No me creo que atentaras contra un decápodo indefensoo

NáN dijo...

Sin noticias del mundo te sienta muy bien. Estás que te sales. Me hubiera gustado poner "estás salida", que es más correcto, porque además de "que te sales", incluye la idea de "estar en celo con el pensamiento". Guarrilla, que no hay que pensar tanto.

Hace eones que no veo telediarios. Escucho la SER mientras me ducho y doy un vistazo a algún periódico digital. Eso me basta para confirmarte que a Montilla no lo han pillado.

Hay algo que seguro que ya sabes, pero te lo confirmo. Eres una madre ideal: dar base a las ideas del hijo, pero con mucho cariño.

Y el cangrejo, seguro que está contando a los colegas la increíble aventura que vivió con un monstruo enorme. Se ha hecho famoso en su bar. ¡Que siga la experiencia!

giovanni dijo...

Olvidé mencionar que el libro consistiendo de tres diarios de vida de mi compañera y sus dos amigas lleva como título "El mundo como representación y voluntad" – ese fue el nexo con tu texto.
Otro abrazo

Juan C. dijo...

Sin más comentarios Bárbara. Da gusto leerte.

Pedro Herrero dijo...

Un pajarito me ha dicho que hace apenas 10 minutos que has visitado mi bitácora. Precisamente cuando afirmas estar desconectada del mundo y sus noticias. En esta soleada mañana de domingo, a punto de empezar a cocinar un rissotto con setas, no sabes qué alegría me da tu visita. Un abrazo.

Sombras Chinescas dijo...

El hecho de que uno se aparte del mundo durante semanas y él siga girando como si tal cosa prueba dos conclusiones.
- La propia insignificancia, por si alguien no la tenía asumida.
- La futilidad de nuestras preocupaciones el resto del tiempo.

Felices vacaciones, tú que las disfrutas.

Saludos.

Miguel Baquero dijo...

Las famosas serpientes de verano que se crean para llenar los periódicos. ¿Qué sería de un mundo sin noticias? Igual podríamos dedicarnos a leer pequeñas cosas agradables, como ésta, pero dudo que nos dejaran; en septiembre volverán los periódicos con titulares más impactantes todavía

Raúl dijo...

Yo también me he bajado hoy de él, querida B.

Miguel Ángel Maya dijo...

...Sigue así, que el fin del mundo, si llega, será perceptible aun estando dentro...
...Lo demás es rajoyneo de bajura que nunca podrá hacerle sombra a todo un cangrejo sorprendido por una bola de arena...
...Besos...

BB dijo...

Es mejor quedarse así, sin noticias de ese mundo que tu calificas de amorfo. Es que habrá algo nuevo que contar, algo que nos diga que pertenecemos a la raza humana o que solo somos zombies, sin alma, sin norte o simples cangrejos, en este mundo redondo, que gira y gira, nada más.
Todo se repite en espiral, dijo alguien y para qué?
Un beso, desde el otro lado del limbo.
BB

Bárbara dijo...

No he visto esa peli, GIOVANNI, y me la han recomendado. Sin duda el mundo es mucho menos gelatinoso en la adolescencia. Yo tengo una especie de devoción por aquellos años a los que a menudo regreso. Y me encantan esas pequeñas casualidades que va diseminando la vida. Un abrazo.

Haces bien, ANÓNIMO, porque miento más que escribo.

Gracias, JUAN ;)

ummm, qué rico, PEDRO. Ya ves que sigo engancada al hilo. Un abrazo.


NÁN, un poco cachondilla nomás.
Vale, Montilla no, entiendo que todo lo demás sí.
Cariño mucho, pero si me vieras hecha una energúmena cuando el enano me saca de mis casillas.

Bárbara dijo...

Sí, SOMBRAS, insginificantes y futiles, ¿qué nos queda pues?, ¿hacer el cangrejo?
Espero que te lleguen pronto esas vacaciones. Un abrazo.

Ahora todo me parecen serpientes de verano, MIGUEL, será la distancia.

Pues cuidado con el bordillo, y felices vacaciones, querido RAUL.

MIGUEL ANGEL, he visto la cara de Rajoy sorprendido ante la inminencia de una bola de arena en plena jeta. Y me ha resultado simpático, cangrejil.
Si tú me lo ordenas, yo sigo así...
Besos.

BB, siempre habrá algo nuevo que contar, aunque sea que no hay nada nuevo. Son sugerentes las espirales, hipnotizan.
Un besito de limbo a limbo.