miércoles, 17 de marzo de 2010

El tractatus




Hay temas sobre los que me da una pereza discutir, una pereza casi violenta. No por el tema en sí, ni porque piense que es imposible acercar posiciones- que lo pienso- , sino porque se produce una traslación descarada, un perverso corrimiento de tierras, y nunca se habla del verdadero tema en cuestión. De pronto una se descubre sola, en mitad de un paisaje irreconocible, o de pronto sus contertulios le hablan en esperanto, o de pronto se la está chupando a un muerto (con perdón de la expresión). Valga cualquiera de estas metáforas.
Estos temas son:

1. El aborto. Los acendrados vitalistas, depositarios de elevados valores (y por otra parte adoradores de la sangre y la tortura en cuestiones de decoración), frente a los amantes de la muerte, las novias de lo gore, éticamente desinhibidas.
Podría inferirse, echando imaginación, que se discute sobre temas aparentemente trascendentes: ¿fuimos algo antes de ser memoria? ¿es la vida un valor absoluto o más bien relativo? ¿Luis XIV o Einstein?
Pero en el fondo, el tema es el machismo de siempre, el afán de control del hombre sobre el cuerpo de la mujer.
Como alternativa, propongo que hablemos de la próstata masculina (cuál si no…). ¿debe extirparse por completo cuando presenta un notable crecimiento o es mejor conservar parte?, ¿debe penalizarse su extracción cuando se trata de una hiperplasia benigna?, ¿es mejor prevenir que extirpar?

2. Los nacionalismos. Se discute si hay que estar orgulloso de haber nacido en un lugar o simplemente asumirlo con orgullo. Se pretende que no te la metan para meterla tú.
En realidad se trata de dirimir quién la tiene más larga.
Así es que propongo la creación de buques que operen en aguas internacionales, dotados de quirófano para realizar alargamientos de miembro, a precios populares.

3. Dios. Este es mi preferido. Por un lado están los que defienden que es mejor el cielo arriba y el infierno abajo poniendo límites, frente a los que abogan que el azar por los cuatro costados derribándolos, con permiso de la ciencia.
Pareciera que la pugna está entre los que creen que Superman, Papa Noel, Peter Pan, el ratoncito Pérez, el arcángel San Miguel y demás personajes de la imaginería deberían pagar impuestos y ser ciudadanos con derechos, y los que los eximen por ser meras fantasías.
En realidad hablamos del lenguaje, claro. O de macrolingüístca, o de pragmalingüistica o de filosofía del lenguaje, qué sé yo.
Por eso propongo que cada vez que se nombre la palabra Dios en vano, se copie cien veces el tractatus de Wittgenstein. Sin más.

26 comentarios:

NáN dijo...

Hazme un favor: dime qué bebes, qué comes o con qué te medicas. Que quiero pensar como tú.

¡Hala, el primero!

Isabel dijo...

Pordios, NáN ¿pensar sólo? A mí me gustaría escribir como tú, Bárbara querida, ¡qué requetebien!
Pero lo que no te consiento es que nos mandes a copiar cien veces.
Yo, ya tuve que copiar cienes y cienes cuando era chica en el colegio porque mi profe era una hija de...

Besazo.

mi nombre es alma dijo...

Ya no es cuestión de pereza sino de salud y no solo mental. Entrar en un debate sobre esos temas, te deja los oidos achicharrados, parece que nadie sabe hablar con calma y voz normal. Y todo, como dices, para darte cuenta de que en verdad es otro tema sobre el que se habla.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Sé lo que es sentirse sola en el medio de contertulios que piensan que eres tú quien habla en una lengua muerta. Y, entonces, estás tan sola o absurda como un pájaro en un desfile como dice Sabina.
El aborto, tema para las derechas,
y el machismo omnipresente.
Dios, cielo, infierno...uff!!! pisar arenas movedizas.
No quisiera tener yo que escribir ese Tractatus, que en filosofía, ando de un ala...
Bárbaro post, Bárbara bella.
Un beso
BB

BB dijo...

Anónimo sóy yo, BB.
BB

Anónimo dijo...

... en tales ocasiones yo suelo ofrecerles a los contertulios una taza de café. Es conocida su benéfica acción en materia de próstatas /yo misma jamás tendré problemas con ella/, y al mismo tiempo degustar el néctar negro de los dioses /de cualquier color/ nos predispone a la creación /de cualquier cosa, incluso la del cesto de los desechos/... en cualquier lugar del sistema solar... El café lo abrevia todo... y todos lo entienden, hasta los que no gustan de él...

Me encantan tus escriturancias. Me encantan tus escriturancias. Me encantan tus escriturancias. Me encantan...

A.

NáN dijo...

Já, já, Isabel, te pasará como a mí y tendrás una letra fatal. En un curso, en noviembre, me castigaron a copiar la lección de Roma todos los días menos en vacaciones hasta el final de curso en junio. Como íbamos a clase de lunes a sábado, el lunes tenía que llevar la copia del sábado y la del domingo. No me levantaron el castigo en todo el año.

Eso sí, me convertí en un maestro de la copia.

Y por supuesto, cuando decía pensar, me refería a los resultados, a esa escritura. Pero el pensamiento está antes. ¡Muerte a los prostáticos!

Canalla dijo...

Acá en México religión, política y futbol, son temas tabú entre gente que se quiere bien y quiere volver a reunirse; les siguen el aborto y los matrimonios homosexuales. Ya imaginarás la mar de divertidas que son las charlas en torno al clima, la carestía y las amantes del vecino, y si eres éste último te excluyen del tercer tópico. ¡Te felicito por la novela! Diría algo sobre la inutilidad de la literatura, pero se me ocurren al menos un par de razones para reivindicarla, que exceden la paciencia debida a un comentario. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Pues este país se va a quedar sin árboles, de la cantidad de cuadernos que va a haber que usar.

Reyes Uve dijo...

Venga ya , Bárbara .
Si te da pereza estos tres pilares/temas de la civilización moderna actual , qué me dices de discutir sobre la canción de Eurovisión ?
(por cierto a mí me gusta aunque he visto el clip y me parece bastante gay , los primeros planos que le han hecho a Dani captando su boquita , no sé no sé...)
Pero me gusta.

Yo creo que vamos a ganar este año o a quedar entre los primeros.
Así que comprenderás que Dios , el aborto y no sé qué más me la traiga bastante floja ,( si la tuviera , ejem)
Un beso.

Hank dijo...

-Sobre el aborto opino lo mismo que sobre la vida propia, esto es, la eutanasia: ca uno debería hacer con su cuerpo lo máximo que su mente es capaz de soportar. Lo demás es cabronada social enmascarada, crueldá pura, sadismo santificado.
-Los nacionalismos tienen dos apoyos:
1- Los que se sacan una pasta (o un poderoso poder) con su proselitismo: los que manejan el cotarro.
2- Los analfabetos que quieren adquirir una personalidad impropia que les gusta mucho más que la propia (débil, o inexistente, o tonta). Esto es, los que no tienen personalidad y necesitan otra (o alguna) y que alguien les diga cómo son: “Tú ere mi gudari, guerrero valiente, defensor de la libertad de nuestro pueblo (¿qué pueblo, coño?) hasta la muerte llegado el caso. Y yo soy tu jefe, no TE SE olvide. Y antes morir de pie que vivir de rodillas, y no llevar pantalones que cagarte encima, etc.”.
-Oh, Dios. Si Dios existe no puede ser ni siquiera un hijo de puta. Apenas llega a tuercebotas y chapucero universal. ¡Pedazo inútil! A Dios gracias, no existe.

Hank dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
moreiras dijo...

Ese miércoles estábamos (o sea estabas) un poco hasta "los mismos", no? Jeje. Alguno de los temas que has nombrado te los retaría a debate con café y una buena tarde por delante... Seguro sería una buena tarde.

Josep Vilaplana dijo...

Sólo con la firme voluntad de aportar más oscuridad a la noche oscura, y compartiendo a pies juntillas tu contundente afirmación, en el sentido de que casi siempre se trata, en estos y en otros frentes, de quien la tiene más larga –la estupidez, la codicia, la desfachatez, etc.…-, se me ocurren tres cuestiones del todo cuestionables:
- ¿No es Dios un abortista convencido, con el agravante de que deja ser un poquito, justo lo necesario para que sus criaturas entiendan que han nacido para nada?
- ¿No es Dios un nacionalista de primer orden, permitiendo que sus secuaces alienten, desde tiempos inmemoriales, ese magnificar a los unos en detrimento de los otros –buenos y malos, justos e injustos, cielo e infierno, vascos y macro bióticos, políticos y conductores de autobús, etc...-?
- ¿Dios cree en Dios o va tirando, como todos, de lo que no sabe? ¿No es Dios un ateo tan enorme que en su vacío cabe Dios?
De toda lo dicho nada se deduce, con lo cual me voy a preparar un desayuno para honrar al cerdo y sus verdades (a media tarde, después de los colegios, empezaré con las copias del Tractatus).
Un beso para nada metafísico.

Josep Vilaplana dijo...

Sólo con la firme voluntad de aportar más oscuridad a la noche oscura, y compartiendo a pies juntillas tu contundente afirmación, en el sentido de que casi siempre se trata, en estos y en otros frentes, de quien la tiene más larga –la estupidez, la codicia, la desfachatez, etc.…-, se me ocurren tres cuestiones del todo cuestionables:
- ¿No es Dios un abortista convencido, con el agravante de que deja ser un poquito, justo lo necesario para que sus criaturas entiendan que han nacido para nada?
- ¿No es Dios un nacionalista de primer orden, permitiendo que sus secuaces alienten, desde tiempos inmemoriales, ese magnificar a los unos en detrimento de los otros –buenos y malos, justos e injustos, cielo e infierno, vascos y macro bióticos, políticos y conductores de autobús, etc...-?
- ¿Dios cree en Dios o va tirando, como todos, de lo que no sabe? ¿No es Dios un ateo tan enorme que en su vacío cabe Dios?
De toda lo dicho nada se deduce, con lo cual me voy a preparar un desayuno para honrar al cerdo y sus verdades (a media tarde, después de los colegios, empezaré con las copias del Tractatus).
Un beso para nada metafísico.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

¿Pereza?... ¿Pereza o no pereza esa’es la cuestión?... Pues no sé; pero se me antoja que más o menos lo mismo que esa chupada en plan final de Boris Vian, que supongo que será el caso, porque si no… Pues eso, que supongo que pereza a la agresión por miedos; que uno ya está hasta el moño de esos miedos que desembocan en agresiones, devueltas como tal, una y otra vez… a no ser, claro, que uno se refuerce con ese espíritu deportivo que no tiene para el sofá.

Que sí, que sí, chiqueta, que lo de los cerdos y las perlas o margaritas, va que ni pinta’o… que más que pereza una “pa’ qué”… Ah y hablando de pinturas y de perlas y de margaritas o perlas, que viene de perlas sacar a colación la gran elegancia de la conjunción de Klimt y Gretl, que, por Dios, creo que podrá ser buen sustituto de cualquier “tractus” -por muy lógico y filosófico que este sea- para los de a pincel. Digo, yo. (Se complementará convenientemente)

Besos, sembrá.

strongboli dijo...

Pero si el nombre de Dios siempre se ha nombrado en vano! Como no existe, no sirve de y para nada mentarlo... O sea que no pienso copiar ningún tractatus, hala.
Por otro lado, estoy totalmente de acuerdo con lo que dices, más que nada porque me da pereza discutir. Como dice José Mota, qué cansino, (el tema)...
(Cansino de Las Vegas)
Y eso.
Petons ribonucleicos, por lo menos.

Josep Vilaplana dijo...

Disculpas Bárbara, mi torpeza informática -y otras- es legendaria y conocida por amigos e incluso enemigos (no se qúe ni como he apretado lo que no debía para que se duplique el post/tontería, y es que encima de largo doble...).
Otro beso.

Josep Vilaplana dijo...

Disculpas Bárbara, mi torpeza informática -y otras- es legendaria y conocida por amigos e incluso enemigos (no se qúe ni como he apretado lo que no debía para que se duplique el post/tontería, y es que encima de largo doble...).
Otro beso.

NáN dijo...

Por cierto, intratable; el Tractaus.

Bárbara dijo...

NÁN, pues tomo principalmente un kilo de alfalfa en el desayuno, junto con una docena de huevos duros y tres litros de leche de soja.
La medicación, la propia de un caballo con esquizofrenia. ¿te animas?
Tendrás una letra de esas que ya no quedan, con erres rizadas, jotas abrazadoras y de cadencia envolvente toda ella.
El tractatus, intratable hasta para Wittgenstein que renegó de él. (tractatus viene de tracto rectal, por cierto)

ISABEL, reguapa. Cuántas hijas de … manejando los destinos de tantos niños, da miedo pensarlo. Lo último, que hay que ser intransigente con el pecado e indulgente con el pecador…
Acabáramos. Un beso absolvente.

Sí, ALMA, una simple cuestión de higiene. Pero hace años me podía el ansia de verdad, luego descubrí que era un virus que hacía enfermar. Un abrazo.

No, tú no tienes que copiar nada, BB. Siempre habrá algún árbol en el desfile donde plantar un nidito. Un beso, preciosa.

Mil gracias, mil gracias, mil gracias, A. No sabía yo del superpoder del café, más lenitivo que excitante. Lo probaré.

Jajaja, CANALLA, pues sí que debe de ser dura la vida del vecino y amante, como vivir permenantemente atrapado en un ascensor. Aquí, el tema homosexual se ha trasladado de los matrimonios a la adopción, y sorprende comprobar cómo al estirar del hilo, del extremo siguen colgando los mismos prejuicios.

ANÓNIMO, ¿a qué crees que es debida sino la deforestación?, lo del enriquecimiento, ladrillo mediante, era sólo una excusa.

Bárbara dijo...

Otro gran temazo, REYES. No he visto el susodicho videoclip, pero la canción, sin ser pa echar cohetes, es infinitamente mejor que las de años atrás (a excepción del chiqui chiqui, of course).
Y tienes razón, hay que dejarse de hablar de paparruchadas y centrarnos en temas importantes. Yo creo que quedará segundo.
Un besote.

Jeje, HANK, una buena autopsia del cadáver de la situación.
A mí de los nacionalismos me hace gracia esa idea victimista de pueblo oprimido. ¿Desde cuando un pueblo opirmido tiene mayor nivel de vida que el pueblo opresor? Que baje el tuercebotas y lo vea.

Pues seguro que sería una buena tarde, MOREIRAS, pero no tendría mérito, contigo en vez de pereza la conversación me revitalizaría y mineralizaría como al Superratón.

Dios abortista, nacionalista y ateo. De esta te la cargas JOSEP, vas a arder en el infierno y tu pira tardará dos o tres eternidades en extinguirse. Y de paso nos dará calorcito, calorcito del bueno.
Bien, bien, todo está bien.
Estoy conforme con esa tercera vuelta de tuerca.
Doblemente conforme (yo también soy una lerda informatica. ya sabes, mejor dejar doble huella que pasar desaprercibido).
Un beso patafísico.

MUYSEÑORESMÍOS, y tanto que se complementó convenientemente.
Todo puede resumirse en eso: ¿pa qué?, es como aquella frase definitiva: ¿pentotal, pa qué?
Ay, si Boris Vian levantara la cabeza...
besos, artista.

STRONG, ese gran filósofo llamado José Mota. No he seguido a fondo sus obras pero recuerdo que me reí con una de sus chorradas. Un hombre en un entierro, vestido de blanco con su pañuelito rojo al cuello, discutiendo en susurros con su mujer, el muerto de cuerpo presente. (y el cura también) Te dije claramente entierro. No, me dijiste encierro...
Petons.

JOSEP, cuatro besos, todos seguidos y me llevo uno.

Intrarrectable, querido NÁN.

Sombras Chinescas dijo...

El problema de discutir determinados temas consiste en que te encuentres delante a alguien que hace dogma de su posición, con lo cual no es posible discutir, apenas escuchar un sermón o hablar para las pareces.

Saludos.

Fujur dijo...

Creo que estos temas mismamente me interesan. Nacionalismos... si te contara... ;-) besos!

Santiago Stucchi Portocarrero dijo...

2. “El nacionalismo es la extraña creencia de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí”. George Bernard Shaw

Bárbara dijo...

Ese es el tema, SOMBRAS, pero cuál es la alternativa, ¿cruzarse de brazos o tratar de arañar algunos centímetros a la diferencia? No sé, no sé.

Ya imagino, FUJUR, por tu perfil... Ánimo! Besos.

Exactamente, SANTIAGO, y quien dice país dice un terruño.