jueves, 21 de enero de 2010

También muerte


Tras la vida
no sólo la muerte
también la muerte
no sólo el sueño
el insomnio
también es eterno

amémonos duro, amor
así, muy duro
el cuero de la realidad
ciñéndonos las muñecas
el deseo sodomizando al miedo

no olvidemos soñar sin recuerdos

pronunciemos amor
hasta que ya no dé vergüenza decir la palabra
amor
amor
amor tras amor
también muerte
pero no sólo la muerte.

13 comentarios:

Observatorio de amores de Bárbara dijo...

Creo que se puede amar más.

Y en el amor, un poco, acaba en una metástasis vasta de tamaño.

Y ya. Luego vuelve a un estado leve y ordenado.

Y bien, después se agiganta, y se añora, y hasta cuesta respirar.

Pero vuelve. Vuelve a un estado, de Tregua, otra vez.

Tengo un corazón que late por lo que no tengo, y reposa con lo que no pierdo.

Creo que se puede amar mucho más

O.A.B. dijo...

Pero tela lo vivido y expresado en el poema :)

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Divergencia o distinta clave…: ¿Puede ser el sueño eterno y a la vez el insomnio?
Me quedan muchas dudas: ¿Por qué soñar hacia el futuro pronunciando esa palabra que cada vez más nos ruboriza sujetándonos al pasado?
El amor… un bonito búcaro sin fondo; no echemos nuestras margaritas o perlas, porque nos desaparecerán como si las tirásemos a la jeta de un marrano… Pero bueno, mientas viene la de la guadaña…

Besos, antes de la muerte.

BB dijo...

Amarse sin medida, sin dar tregua, robándole a la vida, muriendo sin morirnos, no hay otra forma de amar.
Soñar sin recuerdos, es morirse con sigilo o abrazarse con la muerte, cada noche.
Qué bárbara, querida Bárbara.
Besos
BB

Lucía dijo...

Amor, ¿Qué cosa es esto?.
¿Quizás hasta morirse de amor?

Besazo fuerte Bárbara

Josep Vilaplana dijo...

En la sombra de una bicicleta
encontrarás toda la risa posible;
en la biografía de una cereza
las otras cosas que andas buscando. ¿El amor? Tal vez variaciones de la risa, la cereza, la sombra y la bicicleta.

Preciso y precioso poema.

NáN dijo...

Esta primera vez, solo la foto. Sin mezclar.

Que gusto ser enano y apoyarte entre las piermas de ella, para reposar la cabeza sobre la entrepierna y algo más arriba.

De verdad.

Los amores han de ser así: disparatados.

¿No se sentirá ella igual de bien?

De amor con enana sé un poco. Pero tan poco, que vergüenza me da.

moreiras dijo...

El amor y la muerte, la libido y el tánatos, todo cabe en esas dos palabras.
Una alegría seguir leyéndote, aunque durante estos meses, temporalmente y contra mi voluntad, más de rato en rato. Abrazos

Isabel dijo...

Original foto y más bello poema.

Besos, Bárbara

mi nombre es alma dijo...

El sueño recurrente y sin recuerdos de la muerte me obligó a constatar que estoy vivo y que por eso, debo amar.

Un abrazo

Bárbara dijo...

OBSERVATORIO, siempre se puede amar más. De hecho siempre se puede todo más. ¿el amor como un bulto extraño y propio, a veces maligno, a veces benigno? Sí. Yo también creo que se puede amar más.

Eso, MUYSEÑORESMÍOS, mientras esperamos a la de la guadaña, en algo habrá que entretenerse, ¿no? Mejor eso que idear bombas "inteligentes", o maneras de acumular dinero hasta qeu s epudra. Si se habla de sueño eterno, ¿por qué no de insomnio eterno?. Y sí, las palabras a veces son un asco, cubículos enanos en los que apenas hay espacio para moverse pero es lo único que tenemos. Besos a.m.

Cierto, BB, lo otro no es amar. Pero no está mal soñar sin recuerdos, es tan cansado llevar una agitada doble vida todas las noches. Y tan inquietante a veces...
Besos más grandes que nunca hacia ese lado del mundo.

Ni idea, LUCÍA, de verdad que ni idea. Se me ocure que amor es descontextualización, despojar al otro de toda referencia terrenal. Aunque el amor a los hijos, ay, eso sí que hace aterrizar en la tierra y hasta morder el polvo. Besón pa ti.

Hermosas variaciones para piano, JOSEP. Lo malo es que yo nunca aprendí a ir en bici, y no quiero buscar ninguna metáfora en ello, que las matáforas las carga el diablo. Y aunque su cola me gusta no deja de ser diablo... Ví una bonita peli hace mucho, el tiempo de las cerezas creo que se llamaba. Tus palabras suenan a eso.

Bárbara dijo...

NÁN, el amor siempre es disparatado. De verdad. Claro que con enanos un poco menos, como tú bien sabes.
Nadie duda que la entrepierna es la mejor almohada. Y en el amor, si es de verdad, da lo mismo ser cabeza que almohada. Sí, ella tiene cara de estar a gusto.
(qué desastre soy que ni he puesto que la foto es de Diane Airbus, como venga Ramoncín me voy a enterar...)

Todo cabe, MOREIRAS, aunque cada cosa ocupa su espacio.
Se te echa de menos, sobre todo en tu blog, pero lo real debe ir siempre por delante de lo virtual, así es. Un abrazo real.

Gracias ISABEL, siempre es un placer tu visita y tus palabras. Besos.

Exactamente, ALMA, cuando uno comprende que es un deber, sale de corrido, qué liberación, con la inexplicable mala fama que tiene el deber...
Un abrazo.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

"The Big No Sleep", que no te enteras, Raymond. (Tienes razón, Bárbara).

Por cierto, como tú dejas abierto a cualquier tipo de interpretación de eso de "a.m." -que no tiene por qué coincidir con ningna de las parabras coincidentes en iniciales, en mi respuesta anterior- yo hago mi propia traducción y te envío el equivalente en "besos a.m.".