viernes, 8 de enero de 2010

Pa´llegar hasta tu lado

video

Se apaga la ciudad
nos dejas cara a la pared
culpables, culpables por costumbre
te lleva la marea hasta la frontera
con toda palabra

je me sens coupable parce que j´ai l´habittude

gracias a tu cuerpo doy por haberme esperado
tuve que perderme para llegar hasta tu lado
gracias a tus brazos doy por haberme alcanzado
tuve que alejarme para llegar hasta tu lado
gracias a tus manos doy por haberme aguantado
tuve que quemarme para llegar hasta tu lado.

si el mundo es tan largo -es infinito, dices- no es verdad que te has ido

me entrego a tus brazos
con miedo y con calma
y un ruego de la boca
y un ruego en el alma

nunca será vanidad tu poesía.

14 comentarios:

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Me llega el mensaje incompleto, porque no me funciona el audio, y me parece que en esta entrada en fundamental. Si consigo arreglarlo, vuelvo para recibirlo completo.

Un abrazo.

Carlos dijo...

Quiero escribir algo sobre Lhasa de Sela. No hacía mucho que la había descubierto y no tocaba que me encontrara su nombre en los obituarios. Bss.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

"Culpables por costumbre": en francés o en español, ¡qué bonito queda! ¡cuánto puede dar de sí esa idea en unas manos como las tuyas!

(Sólo he podido arreglar un poco el audio, pero lo suficiente para notar a lo lejos la melodía de la canción. Supongo que lo que has escrito debe de ser la traducción. Ya te digo, no lo he podido percibir, porque aunque he escuchado algo, ahora oigo la música y los coros de las canciones en primer plano y al fondo la voz de los intérpretes: ¡soy una verdadera calamidad!)

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Sólo es nuestro lo que perdimos. Es de Borges. Ahora siento esas pérdidas en tus palabras. En tu manera de contar las fugas inevitables. Eso es lo malo: que son inevitables. Un abrazo y un beso, Bárbara.

PEGASA dijo...

Que bonito. Barbara, que complicada es la vida en ocasiones y en otras como la complicamos nosotros.
Un beso.

HellForger dijo...

A veces cuando todo resulta tan complicado e inexorable, lo mejor es entregarse con esperanza aún a pesar del miedo.

Lucía dijo...

Bárbara, no conocía a esta cantante, pero su pérdida no deja de ser triste para quién la conocía, y para quién no.

Para su familia no hay una forma de empezar el año más cruel que esta.

Besos guapa.

NáN dijo...

Reconozco (y lamento) mi ignorancia.

Mi escudo anti-cansautores me proteje las más de las veces, pero he de aprender a saber hacer los huecos necesarios. (Difícil tarea, porque si no escarbas, ¿cómo encuentras lo bueno?).

El Viajero Solitario dijo...

No me había enterado del fallecimiento de Lhasa y recién lo descubro ahora, leyendo los comentarios. Una lástima. Ella y Lila Downs estaban -y siguen estando, qué narices- entre mis mexicanas predilectas.

mi nombre es alma dijo...

No conocía a la interprete, pero ya es el segundo blog de los que visito asiduamente en el que se habla de ella y de sus canciones.

Que extraños vericuetos del alma pueden hacer sentirse culpable por costumbre, que extraños y que terribles.

Un abrazo

Casilda dijo...

Que bonito.
Refuerzas mi creencia de llegar tarde a todos sitios.
Un abrazo

TortugaBoba dijo...

Ignorante de mí, llego a Lhasa a través de su pérdida.
Qué bonita canción y qué bien interpretada.
Beso.

Bárbara dijo...

Sí, MUYSEÑORESMÍOS, se hace imprescindible escucharla, ahora más que nunca. No es exactamente la traducción sino un mix de algunas letras de sus canciones. No te la pierdas que vale la pena. Besos.

No tocaba, ¿verdad CARLOS? NO tocaba. Yo no sé por qué algunas muertes son tan, tan improcedentes, tan disonantes. Ésta lo es. Besos.

Gran Borges, EMILIO. Ahora ella también es nuestra para siempre. Besos inevitables.

Justamente, PEGASA, cuando aparece eso tan simple es cuando más pensamos en esas absurdas autocomplicaciones. Otro besazo.

Yo también lo pienso, HELLFORGER, a más terremotos, más debemos disfrutar de la vida los que aún no hemos sido alcanzados por la desgracia (aún condoliéndonos tanto, y sin dejar de luchar...)

Querida LUCÍA, yo también pienso en su familia, en su pareja. La muerte de alguien tan especial es doblemente dura. Besos, solete.

Bárbara dijo...

Hay que escarbar hasta que duela, NÁN. Tienes que escuchar a Lhasa, tienes que escucharla (es una orden...)

Y yo tengo que escuchar a Lila Downs, VIAJERO, porque no la conozco y seguro que vale la pena.

Sí, ALMA, eso decía un verso de una canción, nunca se sabe hasta qué punto, biográfica. Un verso que encuentro muy pero que muy femenino. Un abrazo.

CASILDA, tú nunca llegas tarde. Cuando las cosas han reposado, si acaso. Besos.

Una pérdida que trae de nuevo a una tortuga por estas costas. Me alegra volver a verte, TORTU. Lhasa te va y además canta muchas canciones en français. Bisou.