viernes, 4 de diciembre de 2009

Esta contumaz manía



Esta contumaz manía
de prender mis mañanas felices en los demás
de engarzar en sus solapas
plumas de vivos colores
de pájaros muertos ya
para ver cómo se alejan sus espaldas
esquivas de luz al atardecer

estrangula esa expectativa que pasa volando
leve, casi muerta de risa
deja ya esa obstinada manía tuya
de huir en los demás,
por la vereda florida de tu traición

acomódate en el desolado paisaje
ese río tiene tus ojos, ese árbol
se peina como tú, con la raya
al medio
quédate aquí, queda
y deja que la tarde gorjee en el pájaro
y el silencio hable tu lengua.


12 comentarios:

juan bello dijo...

la manía de que nadie se cruce con nosotros, no mezclarse y el miedo.

BB dijo...

Huir en los demás...
siempre huir es lo que hacemos
en lugar de quedarnos, como dices,
formando parte de ese desolado
paisaje de árboles iguales a tí,
del río que se lleva tus ojos diluídos,
mientras la tarde se convierte
en trino de pájaros y el silencio
se hace palabra.
Hermosísimo poema, Bárbara
Un beso
BB

mi nombre es alma dijo...

Hay que aprender a prender nuestras mañanas felices en las solapas de nuestro pelo y poner plumas de colores en nuestros dedos para que todo lo demás ocurra.

Un abrazo

Elvira dijo...

"deja ya esa obstinada manía tuya
de huir en los demás"

Me gusta cómo lo dices. Y pasa mucho.

Quédate aquí, hasta que el silencio hable tu lengua... a veces tarda, pero lo acaba haciendo.

moreiras dijo...

Yo también quiero hablar tu lengua, y que me siga llenando de poesía, pero sin huir, dispuestos a quemar todas las naves del mundo, y a resurgir, como aves fénix, en su incendio.
Maravilloso poema

Araceli Esteves dijo...

Una de porno y otra de florida poesía. Esa es mi Bárbara.

NáN dijo...

Me has dejado impresionado. Una construcción perfecta.

Ese tono, que permitiría titularlo "Contra Bárbara de Dame Una Tregua".

Y ese "casi muerta de risa" de la lengua de todos los días que tanto me gusta encontrarme en los poemas.

jordim dijo...

mmm, bonito poema.

Bárbara dijo...

Ahí estamos, JUAN, siempre entre dos aguas. Y con nuestro miedo.

Sí, BB, todo podría resumirse en una larga, larguísima huida. Besitos.

Con pulso firme, claro que sí, ALMA, son los únicos lugares que quedan al alcance de la mano. Abrazo.

Pasa, ELVIRA, nos movemos entre el ensimismamiento y la enajenación en los demás. Ninguno nos satisface del todo, así es que vamos de lo uno a lo otro.

MOREIRAS, yo tengo las plumas requemás de tanto resurgir de las cenizas, pero aún tengo ganas de seguir ardiendo... ;)

Jeje, ARACELI, seguramente haya más poesía en el porno que aquí...

Pero qué va a ser perfecta, por diossss, querido NÁN. Y sí, uno escribe siempre contra uno mismo.

Gracias, Jordim, ¿a todo le pones emes? ;)

Casilda dijo...

Hay cosas que no tienen remedio.
Un beso

NáN dijo...

Bueno, es viernes y no tengo ganas de discutir.
Esas trifulcas de "eres muy guapa", "qué voy a ser guapa", "que sí, que te lo digo yo", no se pueden tener en cualquier momento. Requieren su espacio eficaz.

Reconóceme que la frase "casi muerta de risa" te ha salido estupenda.

Bárbara dijo...

CAILDA, ésas son en las que pogo más empeño, en las que no tienen remedio. Un beso.

Jeje, NÁN, casi muerta de risa me tienes... pero no lo reconozco. Quiero discutir, y a ser posible ir en mi contra.