lunes, 2 de noviembre de 2009

Querida Blancanieves



Querida Blancanieves,
Qué sorpresa encontrarte en el facebook. Estás igual, el mismo rubor en las mejillas, más guapa si cabe. El bosque sin embargo ha cambiado tanto desde que te fuiste, las madereras trajeron la alopecia a nuestras tierras, los bosques se llenaron de calvas, los árboles no cesan de caer, como cabellos tras una sesión de quimioterapia. Por no hablar de los pirómanos. El último resultó ser el yerno del alcalde que quería recalificar unos terrenos. Y el río, ese río en el que tantas veces admiraste tu belleza cristalina, baja hoy recubierto de una espuma de color óxido. Completamente mate. Es la espuma de los días que nos han tocado vivir, una doble metáfora del tiempo.
Todo parece más pequeño, será por el recuerdo que todo lo magnifica, será porque hemos crecido, también los enanos, será por el circo que hay aquí montado.
La mina la explota ahora una conocida empresa energética que hace unos anuncios preciosos donde aparecen ríos translúcidos y cascadas de plata y bosques con todas las gamas del verde. La misma que vierte a nuestro río su espuma marrón.
Los enanos se jubilaron anticipadamente. Primero decían que si tan pequeños y trabajando tantas horas evocaban las oscuras épocas de explotación infantil. Luego les empezaron a multar por todo, por no cumplir con la ley de prevención de riesgos laborales, por contravenir la normativa europea sobre espacios ambientales protegidos, por no llevar los libros de contabilidad al día.
Ahora trabajan subsaharianos y rumanos, contratados por una ETT, contratada por la conocida empresa a la que no parecen afectarle estas leyes, y que les paga una miseria y les obliga a hacer jornadas maratonianas.
Los enanos se apuntaron a talleres ocupacionales a distancia, (se negaban a abandonar su casita en el bosque) pero como los de la administración son como son, han mandado el material de tamaño estándar y no pueden usarlo.
A veces paso a verlos y recordamos los viejos tiempos. Y hablamos de ti.
Nosotras, las pocas que quedamos, nos reunimos una vez al año para nuestro famoso aquelarre, pero ya nada es igual, nos hemos convertido en personajes simpáticos, como los gremlins, más desde que se instauró en nuestro país esa fiesta americana llamada Halloween. Y es que hoy por hoy, cualquier banquero, sin necesidad de recurrir a oscuros productos financieros, con un préstamo normalito, asusta cien veces más que nosotras y nuestras manzanas envenenadas.
Me haría ilusión saber de ti. Espero que no me guardes rencor por lo de la manzana.
Un fuerte abrazo,
La Bruja.

Querida Bruja,
Qué ilusión cuando leí tu mensaje en el FACE! claro que no te guardo rencor por aquella manzana. Gracias a ti, conocí a mi marido, que es delegado de marketing de una importante multinacional, y tiene coche de empresa, 3 pagas extra, y un viaje a las Sheychelles todos los años por incentivos, y al que puede llevar a toda la familia.
Tenemos dos niños: un niño y una niña. Cruzados: el niño tiene mi belleza y su ambición, la niña su nariz y mi constancia.
Me cuido mucho. Por las mañanas hago body pump, aquagym, aerobox y spinning. También hago sesiones de talasoterapia y acupuntura. Y aunque la belleza, bien lo sabes, es efímera, hoy por hoy puedo decir que soy la más bella del barrio. Mañana …mañana con un nuevo lifting, también. Pasado, dios dirá. Jajajaj.
Dale muchos recuerdos a los enanitos de mi parte, y a ver si puedo acercarme pronto por el bosque a veros porque yo también os echo de menos.
Besos,
Sra de Charmant (ya casi nadie me llama Blancanieves, como vivimos en Miami, lo de la nieve quedaba raro…)

20 comentarios:

Vicent dijo...

Habría sido demasiado duro que el marido trabajara en la misma empresa...

Gemma dijo...

Que Mrs. Charmant le haya perdonado a la Bruja lo de la manzana es, a su vez, un ejemplo de lo desquiciado que anda todo.

Me encantó.
Firmado: El enanito gruñón

Jaht dijo...

Yo ya suponía que la bruja es que tenía mala prensa, y sabía que la pija de Blancanieves en cuanto pillara cacho se olvidaría de su condición y nos dejaría tirados como colillas.
Lo que no entiendo es porqué pierde tiempo la buena bruja en escribir a esa traidora (sé que su marido está detrás de la tala) en lugar de seguir echando arena en los depósitos de las máquinas de los dientes de hierro. Como la pille se acordará de mí. El unicornio

Pedro Herrero dijo...

En la versión original de la historia podíamos hablar de un cuento infantil. Pero tu puesta al día se parece demasiado a la realidad y consigue que queramos volver a ser niños, para olvidar que, en el fondo, y a pesar de hacernos viejos, no hemos crecido nada. Un relato excelente.

mi nombre es alma dijo...

Me has hecho recordar este texto:
BLANCANIEVES SE DESPIDE DE LOS SIETE ENANOS

Prometo escribiros, pañuelos que se pierden en el horizonte, risas que palidecen, rostros que caen sin peso sobre la hierba húmeda, donde las arañas tejen ahora sus azules telas. En la casa del bosque crujen, de noche, las viejas maderas, el viento agita raídos cortinajes, entra sólo la luna a través de las grietas. Los espejos silenciosos, ahora, qué grotescos, envenenados peines, manzanas, maleficios, qué olor a cerrado, ahora, qué grotescos. Os echaré de menos, nunca os olvidaré. Pañuelos que se pierden en el horizonte. A lo lejos se oyen golpes secos, uno tras otro los árboles se derrumban. Está en venta el jardín de los cerezos.

Leopoldo María Panero

Un abrazo

Araceli Esteves dijo...

Esta Blancanieves siempre me pareció una pija superficial con complejo de mamá.

Carlos dijo...

Jajajaja, como la vida misma...

moreiras dijo...

Qué maravilloso remake de un clásico tan inolvidable.
Una crítica de fábula, y un gustazo como siempre, saludos.

NáN dijo...

Antes de que se me olvide: gracias a su nombe es alma por el poema, que viene muy a cuento.

Y ahora tú, que has escrito un cuento que me ha dejado encantado (es lo propio, ¿no?). Plas, plas, plás. De verdad de la buena. Con limpieza de mente, sin guarrerías.

Pero tengo que darte un dato que, aunque es de hace 20 años, creo que actualiza tu información sobre los enanos. Entonces vivía en Carabanchel (en la parte de fuera de la cárcel). Tenía un perro tan broncas que para soltarlo lo sacaba a las 6 de la mañana. Luego volvía a casa, lo dejaba y me bajaba a mi bar, que abría a las 6:30 en punto. Los enanitos de los Bomberos Toreros vivían cerca cuando no estaban de gira y se habían vuelto unos crápulas trasnochiegos. Una mañana que llegué al bar con retraso, a las 6:32, estaban allí todos, recogiéndose de la juerga, cada uno en un taburete. Uno de ellos me dijo: "¿A que parecemos un futbolín?".

Pues eso, que trabajan de jugadores de futbolín.

Isabel dijo...

Debes conservar la escoba porque has sobrevolado el entorno actual de manera genial.

Besos

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

No la puedo rechazar:

La sorcière me donnait une pomme avec une feuille morte à l'intérieur, j'ai accepté, sachant que c'était un costume d'Halloween et en fait la sorcière était la fée bleue ... Maintenant attendre un marron, c'est l'automne.

Magistral la mezcla de las dos realidades.

Un abrazo.

Hank dijo...

Me gusta divertirme y pensar a la vez: tú lo has conseguido en este texto. Nada fácil.

La claridad de ideas y le ligereza al exponerlas es la clave del éxito.

La foto es preciosa, y le va de cojones al relato.

Pleno.

Raúl dijo...

Los Grimm revisitados... Es que ya no hay respeto, por dios.

Flx dijo...

brillante como la magia de un espejo roto.

PEGASA dijo...

jajaja. Vamos mucho me parece que se va Blancanieves a realizar deportes de riesgo y va montada en una buena moto a recoger al príncipe.
Muy irónica la entrada. Un besazo. Bárbara.

Bárbara dijo...

Todaslas grandes empresas son la misma, VICENT, y más desde que llegó la globalización...

Es verdad, enanito gruñón. Hasta los malos de entonces son más entrañables que los buenos de hoy. Besos, GEMMA.

JATH, porque el recuerdo es una trampa y porque la bruja siente tanta nostalgia que

Gracias, PEDRO,el otro día me pasó algo curioso viendo dibujos con mi hijo. Me volví a meter en ese mundo seguro, justo, de los dibujos (de alguos) y me pareció muy real, como entonces.

Maravilloso, ALMA, esta en venta el jardín de los cerezos. Gracias por tener siemrpe algo interesante que compartir.

Bueno, ARACELI, todas las princesitas de antaño eran el prototipo de la maruja pija de hoy, centradas en enganchar a un príncipe que les cambiara la vida. Ay, cuánto daño han hecho...

Desgraciadamente sí, CARLOS, y encima te ríes...

Bárbara dijo...

Gracias MOREIRAS. ¿Viste ese anuncio de Durex? el gusto es mío, no, es mío, no, mío, pues salvando las distancias....;)

Jeje, NÁN, no sé si la historia es verídica o me estás tomando el pelo... Justamente ahora estoy leyendo la loca de la casa donde Rosa Montero cuenta que siempre tiene que meter a un enano en sus novelas, que lo hace hasta sin darse cuenta.

¿Me estás llamando bruja, ISABEL? como te haga un conjuro, verás...
besos.

¿De donde has sacado eso, MUYSEÑORESMÍOS? Merveilleux, parece la letra de una canción hecha para la foto. Bisou.

Gracias, HANK, yo también creo que la ligereza es la clave (sobre todo porque soy incapaz de bajar más profundo, jeje). Un abrazo.

Ni respeto ni piedad, RAÚL que te habías creído...

Gracias FLX, muy a propósito ese comentario (por lo del espejo no por lo de brillante...)

Por supuesto esa es Mme Charmant, la has captado. Besos, PEGASA.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Mujer, es que está hecha para la foto y para la bloguera, a la que, si no me equivoco, le gusta el idioma francés y las canciones en esa lengua.

Bisou.

HellForger dijo...

Bárbara, un relato excelente. ¿Retrofuturista?, tal vez =)

A veces con el paso del tiempo hasta los viejos enemigos se tornan en alguien factible para sostener una conversación acerca de "aquellos tiempos" y con las heridas ya cerradas se puede platicar los "porqués" o simplemente charlar con alguien con quien compartiste un instante de tu vida.

Esa Blancanieves resultó ser la perfecta encarnación de eso que dice: "Superficialmente parece muy profunda, pero si se le mira profundamente se da uno cuenta que es muy superficial."

Genial lo del facebook. Saludos.

NáN dijo...

palabrita del niño jesús.

Eran la mar de simpáticos.