martes, 29 de septiembre de 2009

Italiana del oeste



Certo, io sono italiana, italiana della parte dell'ovest, d´una regione iamada Valentia. Ahora sé lo que hace tiempo sospechaba: que Valencia es una provincia italiana. Que no te despiste el arrós en fesols i naps o la orxata y los fartóns, aquí también se lleva el calzone de marca, a ser posible regalado, y votar reiteradamente al macarroni corrupto.
Llámalo fanfarronería. Llámalo sentido del humor. Llámalo estupidez congénita.
Y es que el valenciano se caracteriza mayormente por su espíritu contradictorio y su espíritu fallero, que viene a ser lo mismo, crear y quemar, crear y quemar, crear y quemar. Y, cómo no, por su gran sentido del humor.
Aquí convive lo casposo con lo kisch, lo conservador con lo cosmopolita. No en vano esta ciudad ha sido capital de la República, escenario principal de un golpe de estado, encuentro de familias papal y la única en otorgar unos premios a los mejores actores porno.
Tenemos sentido del humor, sin duda.
Aquí, ningún caso de corrupción o de financiación ilegal de partido pasará factura electoral, y si la pasa, será siempre en B. Ya lo dijo el pirata del parche en el ojo, el bucanero Fabra: a la gente lo que menos le importa es si somos inocentes o culpables. ¿tiene guasa o no?
Hemos asimilado con rigor las costumbres de nuestro país de adopción, y entre ellas, cómo no, la mafia. SuperCosta osea y Rambla se regalan viriles abrazos de hermano, mientras con disimulo se vigilan las espaldas de sus trajes Milano. Y comen spaghetti a la boloñesa sobre el mantel a cuadros rojos y blancos, sentados siempre de cara a la puerta.
Dicen las malas lenguas que es el antiguo capo Zaplana, el que en la sombra mueve sus largos tentáculos para vengarse de Camps, del pobre Camps que no hay día que no se lamente por esos tres malditos trajes, lo mismo que Al Capone se lamentaba entre rejas por no haber pagado esos malditos impuestos.

Decía Benigni, ese cómico de la provincia vecina, que Berlusconi es el mayor clown, que con él tiene mucha suerte: basta con repetir lo que dice para tener un espectáculo redondo.
Aquí también tenemos suerte, no nos falta inspiración.
No seremos los reyes de la transparencia, por mucho que llueva, pero aún podemos ser los reyes de la comedia.







19 comentarios:

Raúl dijo...

No toda Italia se merecería acoger a "nuestra comunidad" como una provincia más de su península, claro está. Pero si que encuadraríamos perfectamente en esa Italia de novela de no ficción (como diría Capote) en ese lado oscuro siciliano, y en ese elemento camorrista que trágicamente tanto destaca en aquellos vecinos nuestros.

Somos particulares en el aspecto del reproche, y eso nos hace peligrosos. Lo dijo ya el genio de Berlanga con aquella bendita y alarmante expresión del "semenfotisme".

Yo debería de estar más avergonzado incluso, porque muchos de los principales agentes de esta burda trama, son vecinos míos, castellonenses a los que suelo ver con excesiva frecuencia. Menuda suerte tengo.

Jaht dijo...

Claramente, para que haya tanto sinvergüenza triunfador y tanto aspirante a serlo, es preciso que exista la buena e ingenua gente; para que ellos puedan establecer su reinado. Las garrapatas también precisan de animales bobalicones.

¿¡Cuando vamos a despertar de la modorra!?

No tenéis los valencianos la exclusiva de los "listos", los poco escrupulosos y los trepas con amigos poderosos; yo soy extremeño y aquí también das una patada y salen veinte amasadores de fortuna y cincuenta alfeñiques con ambiciones.

No sé si esto tiene solución, se ha premiado durante bastante tiempo los comportamientos sucios e insolidarios como para recobrar algún día la cordura.

Carlos dijo...

Nada nuevo bajo el sol: dinero a cambio de favores. El problema es una sociedad desarmada de conciencia crítica que acaba conviviendo con la basura como si fuera parte del paisaje y ni siquiera usa lo único que le dejan -el voto- como castigo, porque prefiere -en uno y otro lado del espectro político- "a los suyos" aunque sean unos ladrones que a los otros que siempre por definición son peores.
A mí me sigue sorprendiendo el sectarismo de los que son rigurosísimos con la corrupción de un partido y siempre encuentran excusas y atenunantes respecto a la corrupción del otro. En realidad, los supuestos antagonistas, mantienen discursos perfectamente intercambiables. No me sorprende en los políticos, que lo doy por descontado. Ni siquiera en los medios de comunicación, que mira que ya es triste, porque deberían ser un contrapoder independiente y no hacer seguidismo de una opción política concreta. Me sorprende, sobre todo, en los ciudadanos de a pie, que a menudo se comportan también como forofos futbolísticos, como hinchas de una de las sectas, a la que con total seguridad importan un pimiento (salvo los dos minutos que se tarda en depositar el voto).

(Por cierto,no sé si recordarás esto: http://carlosjaviergalan.blogspot.com/2008/04/todo-es-susceptible-de-empeorar.html No recuerdo siquiera a cuento de qué venía en concreto, pero sigo teniendo la misma impresión, aunque nos estamos esforzando por superarles).

(Creo que en breve tengo que ir por tu tierra. Y no es para a hacer tratos con la mafia).

NáN dijo...

Madrid, Valencia y Murcia han sido elegidas por méritos propios, en dura lid con otras CC.AA., para el premio Islas Caimán a la Alta Comedia.

Ya tocaba. Y que todos se afeiten las barbas (menos yo, que me la afeité a finales de los 80 y se me queda una cara de gilipoyas que para qué repetir).

Visca els mascletás.

Cené hace unos 4 años con un abogado de por allí, de origen izquierdoso pero metido hasta las napias en lo que había. Estos amigos de siempre que sigues siendo amigos de ellos como homenaje a la juventud (aunque te cuidas de pagar siempre tu parte de la cena). Recuerdo que me dijo: "Desengáñate, Nan, no todo en el PSOE es trigo limpio, pero te puedo asegurar que todo en el PP es mala hierba. Y el que no sirve para eso, lo ponen de concejal de cultura y fiestas... sin derecho a manejar los presupuestos".

De lo primero, ya lo sabía yo. De lo segundo, todavía más.

NáN dijo...

Ojo, que me dijo eso porque el psoe es la alternativa, no porque yo sea de ahí.

Y a Carlos, que comentó mientras yo escribía, le diría que siempre hay que diferenciar y matizar, que el todos igual es un truco de quienes sabemos que solo se saca cuando sabemos.

Isabel dijo...

Bárbara, ¿le has soplado qué decir a Iñaqui sobre la trama?
Vengo de ver las noticias de Cuatro y acaba de calificar el tema de "pura Sicilia"

Qué lástima que no le haya caído la gota fría a más de uno sobre el cogote, a ver si de una vez asumían sus responsabilidades.

Muy bueno ese humor, así como las fotos.

Vicent dijo...

Qué me dices! No sabía absolutamente nada de algún caso de corrupción en la Comunidad Valenciana.

PD: Me informo sólo a través de Canal 9.

busco un contagio dijo...

No apoyo el todos iguales (siempre hay matices, siempre hay gestos, aunque gráciles, significativos)pero sí el diagnóstico acertado de la enfermedad (más contagiosa que la gripe A) que azota a nuestra clase (esta palabra la odio y no la termino de entender) política. Pero si pensamos un poquito todo encaja y volamos en charter hacia el paraíso de lo oneroso, del criterio económico para todo, del tanto tienes tanto vales, en definitiva de la peste, y sólo una larga enfermedad que nos afecte a todos (no sólo a los políticos e "intelectuales") puede curarnos, pensaría leyendo a Camus. Entre tanto... la esperaré sentado y emborrachándome mientras veo la televisión, para que al menos todo esto me parezca mentira. Incluso planeo un viaje a Sicilia para volver más relajado.

ca dijo...

Por cierto... no te sientas en una isla en Valencia, en ese caso... España es uno de los mayores archipiélagos del mundo. Un besazo amiguita... ¿nos veremos pronto?

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Querida y admirada paisana, ya sabes que nunca se llega a un acuerdo entre quién fue primero, el huevo o la gallina; en el reparto y ocupación de las islas que pertenecen a la actual Italia, algo tuvimos que ver los que ahora hacemos fallas.

No sé de qué te extrañas, como bien dices, somos los de la capi de la república y al cuarto de hora, como quien dice, si la cosa hubiese ido por donde parecía, la capi del post-23-F. Anda que nos aburrimos.

Hace unos años, uno de los personajes más sobresalientes del mundillo publicitario me dijo que los valencianos éramos una especie de mafia; de momento, me quedé perplejo, pero a poco que lo pensé me pareció que tenemos bastante de eso. Y de meninfots o semenfots, como apunta alguien, y de muchas otras cosas: independentistas individuales, con propensión a la entidad que a la identidad... en fin, todo eso a lo que se le llama la idiosincrasia de un pueblo; una extraña idiosincrasia, pero es la nuestra y como es, además, festiva y cachondona, ya nos vale.

Mujer, que se haya destapado un presunto –eso hay que ponerlo- ahora, coincidiendo con las lluvias y movimientos telúricos, pues es eso: mera casualidad... quizá, no. Seguramente debe de estar pasando en más sitios, lo que pasa es que quizá se lo tomen por la tremenda. Que no hay para tanto chiquilla, que como saben que es de ley el morirse, los políticos –todos ellos, en su generosidad- nos ayudan a hacerlo cuanto antes... Te podrás quejar...

Y hablando de trajes regalados y usuarios regalados: Yo creo que el alegado tiene tal pinta de muerto que sus sastres quieren por todos los medios agasajarle con el último, el de la mortaja... que si no...

Besos, para la risa.

Carlos dijo...

Nan, lo de "todos igual" no se refiere a todas las personas ni a todos los políticos: obviamente, en todas partes hay gente honrada y gente que no. Pero sí se refiere a todos los grupos políticos mayoritarios. Ninguno está libre de corruptos. Pero, sobre todo, lo que es más importante y significativo, ninguno ha sabido reaccionar con claridad y contundencia ante la corrupción cuando inevitablemente alguien de dentro no se comporta como debe, todos han contemporizado, justificado, etc. Y ahora que el PP está hasta el lodo en un asunto de financiación irregular, y como ves lo critico desde la repugnancia, espero que no quieras decir que el PSOE ha sido más limpio, porque lo de Filesa, entre otras muchas cosas, no me lo inventé yo. La lista de episodios de corrupción en los años ochenta y noventa es casi interminable y casi siempre con una reacción poco ejemplar de quienes entonces dirigían el partido.

mi nombre es alma dijo...

Me detengo en lo que dices aquí: "Ya lo dijo el pirata del parche en el ojo, el bucanero Fabra: a la gente lo que menos le importa es si somos inocentes o culpables", porque lo más indignante y triste es que va y tiene razón, porque visto lo visto salen elegidos otra vez.
A veces dicen que tenemos los dirigentes que nos merecemos, pero yo te aseguro, como vecina de Valencia y valenciana, que como otros, no me lo merezco sin duda.

Un abrazo

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

¿Sabes lo que pasa Bárbara? que a mí como valenciano esos politicuchos no me representan -ni esos ni los otros, que se entienda-me representan más esa gente de los tópicos, que son ciertos: los hospitalarios, los de disfrutar de la vida y, sobre todo, los de la tierra de artistas. Esos que, como nuestra anfitriona en este blog, nos hacen gozar más y mejor la vida con su refinada visión del mundo y su saber hacer.

Beso.

June dijo...

Querida paisana (lo digo por lo de ser italiana , que también lo soy de origen) , al menos en tu provincia los actores salen a escena .
En la isla andaluza la mayoría de los trajes, mariscadas y subvenciones a las hijas del presidente autónomico pasan más bien ...desapercibidas.
Algo es aLGO .

ana maría parente dijo...

Nosotros los argentinos si somos los italianos del oeste.
Tenemos todas las condiciones de los tanos centuplicadas para hacer honor al padre maffioso.
Lástima esta sangre que llevo casi en totalidad(salvo mi andalúz y portugués en el 10%),tan dotante del bell canto ,incluso de los rasgos armoniosos.
Esta civilización (que por lo menos a Argentina y de la gente que vino con la post guerra )nos borrò la seriedad que la colonia española nos dejò.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Celebro la respuesta de June, pues me consta que comparte conmigo ideología y me resulta agradable comprobar que hace lo mejor que se puede hacer como ciudadano: defender su manera de pensar, denunciando a quienes se aprovechan desde ese posicionamiento político para instalarse en la corrupción.

Un beso June... otro Bárbara.

Bárbara dijo...

Evidentemente no toda Italia, RAÚL, como tampoco toda la comunidad valenciana.
Pero las semejanzas no sólo se dan en el aspecto camorril más duro sino en ese berlusconismo tan próximo al berlanganismo. Y sí, en Castellón está el cogollito verde, verde. Ánimo, campeón.

No, JATH, es verdad, ni siquiera podemos cobrar por tener esa patente. Lo más preocupante es la degradación de las formas, y el aplauso a determinadas actitudes, es como un curioso síndrome de Estocolmo. Eso o directamente que somos masoquistas...

CARLOS, punto 1: como vengas por aquí y no me avises para tomar unas cañas, te vas a reir de las venganzas que se gasta Zaplana...
Punto 2: Al margen de que hay responsables con nombres y apellidos, supongo que es el sistema el que está viciado y, ya de entrada, para acceder a él, son necesarios ciertos requisitos.
Punto 3: Recuerdo ese post, todo record guiness es susceptible de ser batido, y todo es susceptible de reventar, pero es triste tener que llegar a explotar cuando se puede apagar la mecha a tiempo, tranquilamente.

NÁN, me reafirmo, no es cosa de partidos concretos, sino del propio sistema, al que han maniatado para que pueda ejercer las suficientes medidas de control. El Psoe de aquí es cómplice porque ni pagando, el PP hubiera soñado con una oposición así.
Claro que todo esta porquería en el alcantarillado que ahora aflora la venimos oliendo desde hace mucho, y a mí me fastidia que me utilicen también en esto, que tenga que escandalizarme a la voz de ya. Ni PP ni Psoe, ¿para cuando otra alternativa?
Y sí, el curita va para ninot indultat.

ISABEL, ¿verdad que las fotos son elocuentes?, alguien que no conozca la situación, puede hacerse una idea fiel de la realidad con sólo verlas. Yo a veces pruebo a ver la tele sin volumen, resulta tan revelador. y sí, estoy harta de que me llame Iñaki paa que le ayude con sus metáforas... ;)

Jajaja, VICENT, qué tele tenemos... sospecho que es una sucursal del de las mamachichos...

CA, no es una isla pero te prometo que aquí vivimos (o ¿vivíamos?) como en una ciudad sin ley del salvaje oeste. Parece que las cosas están cambiando, aunque como siempre, los cambios no los provoca la ciudadanía sino los propios lobos que se comen unos a otros.
No sé cuando nos veremos, por ahora no hay visita programada, en ese sentido. ¿y en el sentido inverso? Besitos.

Bárbara dijo...

MUYSEÑORESMÍOS, a mí siempre me sorprende lo que sucede por aquí, nunca acierto en los pronósticos, esta política autóctona tiene un puntito más de imprevisible que la nacional. Cuando empezó a destaparse este caso, pensé que sería el principio del fin y vi, para mi asombro, que no sólo no pasaba nada, sino que el PP salía reforzado, aún hubiera obtenido más votos en unas hipotéticas elecciones. Cuando pensaba ya que eran intocables, resulta que empiezan a tambalearse. ¿cómo terminará este culebrón?
Besos expectantes.

No nos lo merecemos, ALMA, es verdad, aunque yo, la verdad, aparte de votar, poco hago para cambiar las cosas.
Un abrazo, vecinita.

Salen o los sacan a escena de una patada, JUNE... Y no es por alardear, pero el nivel de nuestro equipo es alto, alto, no sé si podéis competir... Espero que nos cuentes algún días esos orígenes italianos, bambina.

Tienes razón, ANAMARIA, Argentina es otro de los misterios, ese empeño en votar en contra de sus propios intereses una y otra vez es digno de estudio. Deberían analizar un cerebro valenciano, uno italiano y otro argentino a ver qué similitudes encuentran...

Capuchino de Silos dijo...

Me interesa su blog. Es precioso. Le seguiré y espero que al conocer el mío haga los mismo aunque el mío es muy humildito (capuchinodesilo.blogspot.com)
¡¡¡Enhorabuena!!!