martes, 23 de junio de 2009

Me he sentado esta mañana


Me he sentado esta mañana
a la orilla de un río
a ver correr una duda
fresca de manantial
a verla remolinear en sus meandros
dibujar nudos translúcidos
que detenían el tiempo en vano
una y otra vez.

En mis manos limpias
nada
transparentes ausencias
ubicadas en el mapa del infinito
y aún así
he lavado mis manos, limpias
y he seguido viendo correr el agua
clara y constante
como una duda milenaria.

6 comentarios:

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

No sé si las dudas son milenarias; pero de toda una vida: seguro.

(¿Qué, a la Malvarrosa? Donde sea,que lo pases bien).

Casilda dijo...

Agua que no has de beber dejala correr ....no se si con las dudas se puede hacer lo mismo .
Un beso

BB dijo...

Las dudas, siempre allí, compañeras
eternas. Ojalá pudiéramos verlas
desaparecer en la corriente de
cualquier transparente manantial.
Precioso, Bárbara.
Besos, BB

Raúl dijo...

A ver pasar mis pausas, que diría el poeta.

Vicent dijo...

Ufff, muy complejo este poema para mi, al menos ahora que esta uno de vacaciones de Fogueres de Sant Joan.

Lo cierto es que dudo entre dejar este comentario aqui o no. De momento intentaré solucionar otra duda, desayuno horchata y fartons o me decanto por leche y cookies que hice ayer?

Bárbara dijo...

Seguro, MUYSEÑORESMÍOS, es en lo único en lo que no tenemos dudas. Y que no dejemos de dudar. Besos.

Pues yo diría que es lo más sabio, CASILDA, asumirlas, dejarlas existir. Extirparlas es un absurdo que conduce a cosas terribles como el fanatismo. Beso.

Gracias, BB, a veces tenemos la ilusión de que desaparecen. A algunos con eso nos basta. Muchos besos.

Pero ¿qué poeta RAÚL?, no te lo calles...

Che, VICENT, horchata y fartons sin dudarlo, mmmm, qué ricos... ¿Complejo, en serio? yo pensé todo lo contrario... Espero que hayas quemado la noche alicantina.