jueves, 14 de mayo de 2009

Ombligueando

Ma jeunesse ne fut qu’un ténébreux orage,
traversé çá et là par de brillants soleils…
(Mi juventud no fue más que una tenebrosa tormenta,
atravesada aquí y allá por soles brillantes…)
Porque el tiempo pasa
acumulando desechos en las afueras
y si tuviste belleza se esfuma
batiendo irónicamente las alas
hacia otros rostros, otras latitudes
el mismo misterio.

Y las distorsiones encajan
con un clic seco y placentero
mientras el sol te clava en su vertical.

Quedan las letras
amontonadas en el surco de una arruga
verdades, por orden alfabético
almacenadas en las bolsas de los ojos.

Gira el pasado. Gira y gira
como un tango de vinilo
y tú quedas
por fin quedas.
Y aunque fuerzas las lágrimas,
no te salen, pendeja.

Por fin esta pendeja descubrió cómo funciona el escaner y rescató esquirlas planas del pasado. ¿23 años tal vez? Hace una eternidad. Angustiada, sí, pero ¿a que está chula la foto?
Y Antonio sigue cantando en mi cabeza: Deja de engañar, no quieras ocultar, que has pasado sin tropezar…

29 comentarios:

Martí dijo...

Antonio fue un sol brillante, es cierto que sus letras fueron fulgor entre las tormentas de nuestra juventud. Y de repente ha hecho más liviano nuestro equipaje...
Azul, vuelve a reflejar y fundido con el sol reina un sueño con sonido a mar. Se dejaba llevar...
Felicidades por tu poema, es magnífico.

ca dijo...

La coincidencia en los blogs... era una cuestión de necesidad. Luego está la fortuna y la casualidad. Linda poesía, linda modelo.

Mega dijo...

(Qué chiquitina.)

Me encantó, Bárbara, eso de
"Quedan las letras
amontonadas en el surco de una arruga
verdades, por orden alfabético
almacenadas en las bolsas de los ojos".

Abrazos

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Todo lindo, que diría un argentino. La foto, 23 tal vez, y el poema. Y el blog. Estoy pelotillero... Besos.

Raúl dijo...

Tras las dolorosas palabras, y la referencia al bueno y difunto Antonio, sin embargo me ha dado por sonreir. Será la foto.

moreiras dijo...

Maravilloso poema, cada uno de sus versos, agudos, crudos (o al dente), evocaciones casi perfectas (quién sabe qué es la perfección...). La foto espectacular, una belleza.
Hay un dicho popular que dice: "quien tuvo retuvo..." (quizás debieras aplicártelo).

pd. como decía uno: "siempre se nos van los mejores..." (brindo por él)

carlos dijo...

Resistes bien la prueba, Bárbara: hasta leer el texto, yo creía que la foto te la podías haber hecho esta misma mañana...
Es curiosa esa coincidencia que imagino común a mucha gente: llevo unos días en los que sigue cantando en mi cabeza. Por ejemplo, toda la tarde de ayer era una décima de segundo.

Hank dijo...

Santodiós, no sé la foto cómo será, pero esa tú que se ve en ella es una pura obra de arte, es la demostración de que la vida esconde evidencias que, al contrario que las minas antipersona, aunque al topar con ella igual sale uno volando a los cielos, luego no cae y se rompe las piernas y la cabeza, sino que se queda allá arriba, insoportablemente feliz unos segundos cruciales, definitivos.

luis felipe comendador dijo...

Rechulo, amiga...

Va una lágrima por Antonio.

Un abrazote.

Canalla dijo...

Sabido es que una imagen dice veces más que mil palabras, y a veces ante una imagen sólo resta decir: "¡qué guapa!". Saludos.

strongboli dijo...

Bueno, ehem (rascada de cabeza mirando al techo), psé, sí, no está mal...
Petons, ombliga.

NáN dijo...

Foto: joder que reguapa, tía. Pero no es belleza consumible. Es de huesos, de dentro-afuera. Permanecerá.

Antonio: creo que ha vivido lo que tenía que vivir, no podía seguir haciéndolo sin dar. Y creo que el tiempo interior es engañoso, que tuvo una vida densa y sintió los minutos como si fueran semanas.

Texto: memorable. Además, el hecho de que pusieras esa foto lo interfiere, porque pasa del homenaje a tu realidad y la de todos. Amor, muerte y el paso del tiempo: los tres temas estrella.

Por fin quedas, puñetera. Te amaremos siempre.

Miguel Baquero dijo...

Está chulísima la foto...
Y el poema ni te cuento

Araceli Esteves dijo...

Estás bárbara, querida. El poema también, con versos contundentes, como nos tienes acostumbrados.
Mira, me has dado envidia y me voy a poner a buscar alguna foto de jovencilla, de antes de que me hubiera pasado por encima el camión cargado de arrugas, papada, michelines, y quedara sepultada debajo de la carga.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

No creo que sea tu caso, porque unos ojos dotados de la belleza de la inteligencia, no tienen fecha de caducidad.

Las turbulentas aguas del río de tu primera juventud, sin duda, han oxigenado el remanso de tu madura juventud (espero que no del todo).

Me gusta la foto... y esa nariz que, siempre en mi imaginación, alargo no sé si para encajarte en una imagen.

vfedor dijo...

otra vez a comenzar a componer
deseos desechos por el tiempo

historias
que no lograrán borrar tu rostro,
mentiras que aún así,
pasarán por tí

(en el medio de "lucha de gigantes" creí oir una gaviota remontar vuelo. ella vuelve en cada costa de nuestra isla interior)

BB dijo...

Tu belleza, sigue allí, jamás
esfumada, jamás ave que parte
hacia otros rostros, otras latitudes.
Hermoso poema, hermosas palabras.
Y no hay sólo letras amontonadas
en arrugas que te inventas, en
vejeces prematuras. Tu pasado
es tan inmediato, que se convierte
en ayer. Y, ayer, lo veo, todavía,
demasiado cerca.
Verdades, lágrimas y alegrías
forman un cocktail que hay
que apurarlo de un solo trago,
y, simplemente, vivir.
Un beso
BB

antonio dijo...

vuelvo hazme un huequito.

antonio dijo...

AH POR CIERTO.
NO SABIA QUE ERAS DEL CLUB ARTURO BELANO,UN DIA TE PRESENTARE A SU PRESINETA E INCLUSO PODREMOS HABLAR DE ULISES LIMA

El Viajero Solitario dijo...

Bárbara, ¿cómo que la foto está chula? ¿Chula? ¡Si estás sublime, pendeja! Bárbara, diría, pero no quiero caer en la referencia fácil -aunque nunca un nombre hizo tanto honor.

El poema, excelente también. Eso de forzar las lágrimas, y que no salgan, me parece una de las más claras evidencias del paso del tiempo, que antes, hasta llorar era sencillo.

Reyes dijo...

Guapa!!!
...
Pero me puedes decir en qué has cambiado?
Tienes la misma cara , bueno ahora estás mejor, incluso más expresiva .
....
(Lo escribo verde de envidia, más que nada para demostrar que soy un espíritu superior ,jejeje).
Besos , bellezona.

Bárbara dijo...

Sí que se ha hecho más liviano nuestro equipaje, MARTÍ, hay un cierto alivio en algunas muertes, ¿verdad? Voy a escribir algo sobre eso. Lo otro prosigue, lento, pero prosigue. Besos.

Me encanta esa canción CA, la única suya que aporreo en la guitarra. En un mundo descomunal, siento mi fragilidad...

Mira quién fue a hablar de chiquitinas, MEGA...
Ahora que lo releo, amontonadas y almacenadas, ¿no resulta un poco pesado.?... Otro abrazote para ti.

Ché, qué bueno que viniste, EMILIO. Puedes pasarte por aquí siempre que estés pelotillero. Besazo.

RAÚL, será que no eran tan dolorosas las sensaciones escondidas tras las palabras. Será que yo también sonrío ahora.

Intentaré aplicarlo, MOREIRAS, aunque todo sea que lo único que retenga sean líquidos. A esos versos les daremos una vuelta más en la sartén a ver qué tal. Gracias y un abrazo.

CARLOS, siempre tan amable (ya me he descontado...). Y es que la música tiene un poder, se cuela sin pedir permiso a la conciencia...

Bárbara dijo...

jajaja, HANK, me alegra haberte provocado una pequeña explosión sin consecuencias. Pero he de decirte que, en estos caso, la luz, el contraste, etc, lo son todo. Aunque a menudo queden en un segundo plano.

Gracias por esa generosidad, LUIS FELIPE. Besos.

Pues a ésta que fue ésa, sólo le resta decir: gracias, CANALLA!

Jeje, STRONGBOLI, ¿qué tal ese techo? ¿hay que pintarlo? Petons.

Jeje, NÁN, así me gusta, organización, vayamos por partes, que diría Jack el destripador. Ajum, belleza de huesos, estaba más bien jamona entonces (por no decir fondona)...
Y sí, el tiempo es de las cosas más relativas que conozco.
Pero yo me quedo en este bar y tú te quedas conmigo, vaya que sí, a tomar unos chupitos.

MIGUEL, me alegro de que te gustara el pack. Besos.

Estoy deseando verte, ARACELI. Y no exageres, que estoy segura de que sólo ha pasado una furgonetilla de nada, cargada de plumas de ave... No te eches atrás, ¿eh?

Es que mi nariz crece, MUYSEÑORESMÍOS, pero me resisto a renunciar a mentir... Supongo que sí, que estas aguas calmas de hoy son hijas de aquellas turbulencias. Beso.

VFEDOR, parece que los deseos se componen y descomponen constantemente. Supongo que es la huella de ese esfuerzo lo que nos queda reflejado en el rostro. La gaviota yo también la vi.

Grandes palabras, BB, apurar la vida,como si fuera el último trago. Pero no creas que están cerca esos momentos. La memoria hace sus paquetitos de tiempo y
algunos momentos de la juventud pueden así estar más lejos que otros de la infancia. Besos, linda.

ANTONIO, te hago un sitio. Y cuando quieras, inciamos la tertulia belaniana.

Es verdad, VIAJERO, ahora llorar, si no es por un golpe de verdad fuerte, cuesta, cuesta, sale como impostado... Gracias por esa mirada, y besos de pendeja.

REYES, espíritu superior, si yo te contara todo lo que he cambiado...
Te echamos de menos. Besos.

Casilda dijo...

Si que está chula ...
Muchos besos (guapaaaaa)

Raúl dijo...

Permíteme.
Aprovechando que la cosa va de ombligos, rescato una esupidez que escribí hace un par de años, después de haber conquistado uno.
Decía así;

FONDEANDO

"Desde esta peculiar y plasmática ventana de mi habitación, diviso la orilla de tus costas, cada mañana, cada tarde y cada vida.

En ella fondeé quemado por el sol, y con mi rostro exfoliado por la rigidez del viento que había zarandeado mi nave.

Desde el sosiego, recuerdo cada grano de sal sobre tu arena.
Desde la dicha, todavía siento bajo mis pies, el nervioso tacto de tu piel, de tu corteza de tierra acogedora.

Aún hoy, al mirar la fotografía que agradecido te hice, reparo en detalles nuevos que se escapan de vez en vez, agitados por la respiración de ese ombligo, que es matriz de sueños y de destinos.

Así que, echando el ancla ante tus ojos, tendí mi cabeza sobre tu superficie y extasiado, conseguí desearme tener dulces sueños."

Abrazos.

Bárbara dijo...

CASILDA, reguapa, otro beso para ti.

Qué chulo, RAÚL, es ombligo, matriz de sueños y destinos.
Gracias por ponerlo aquí. Un besazo.

Sinda dijo...

Preciosa entrada. Tú sí que vales.
A esa belleza le quedan muchas estaciones, si bien es verdad que como dice el título del soneto (olvidaste citar a Baudelaire), el enemigo es el tiempo. No hay que enfrentarse a enemigo tan poderoso. Hay que saber ir con él.
Un abrazo

Bárbara dijo...

Hola SINDA, es la primera vez que hablamos pero me resultas tan familiar... Cierto, olvidé poner que es de Baudelaire, como si unos versos en francés sólo pudieran ser de Baudelaire. Aunque por otra parte, resultan inconfundibles...
En esto del timepo no debería ser tan importante lo que perdemos en cada estación como lo que obtenemos a cambio. Que el trueque sea justo, vaya. Otro abrazo.

Anónimo dijo...

Y se insinúan tus pechos
en blanco y negro,
granulados.
Yo los bendigo.