domingo, 19 de abril de 2009

Y tú, enano, ¿de qué vas?


Y tú, enano ¿de qué vas? ha amenazado públicamente con decirle Luis Herrero a Sarkozy en cuanto lo vea. Claro que sí. Con dos cojones. Aunque sea en medio de una cumbre económica, mientras se debaten medidas para impulsar la economía mundial. Y tú, enano, ¿de qué vas?
Al margen de que el ego con alzas del francés entienda o no el español, no creo que el presidente galo se sienta herido por estas palabras y se marche lloriqueando pal Elíseo, la verdad.
Y todo esto viene porque le han pillado diciendo que Zapatero muy inteligente, lo que se dice muy inteligente, no es. Lo cual es mucho peor que decir que es un poco tonto. Es incluso peor que decir que es un tonto integral, un tontolhaba, un tolhigo, un tonto a las tres.
Y digo yo que, no es por nada, pero ¿no se nos están achiquillando en exceso los políticos, no se están perdiendo las formas y se está devaluando de forma alarmante el discurso político?
Los políticos de hace unas décadas me parecen hoy los sabios de la antigüedad. En las imágenes en blanco y negro o en el verde desvaido de los 80, se les ve con otro tono, con una seriedad, una gravedad, una madurez inconcebibles hoy. No estaban infectados por el virus del marketing gestual y corporal.
Podríamos decir que el culpable es Zaplana porque diciendo esto casi siempre se acierta pero no, parece que es un hecho ampliamente extendido y sin un foco localizado.
Aguirre se coge una rabieta con la seño porque no le permite entrar con su botellín de agua en clase.
A Bibi le dio una pataleta porque no le dejaban usar sus palabras inventadas (como mi hijo cuando dice digusaurio y le digo que es dinosaurio, o cuando dice tengo sipo ¿qué tienes qué? Sipo… querrás decir que tienes hipo… Eso, sipo. Hipo. Sipo. Hipo...



Se nos están abenjaminando los políticos, me da a mí la sensación: puede que sea por ese afán desmedido, tan en boga hoy, de asociar la felicidad a la juventud, y la juventud a la frivolidad, y la frivolidad a la inconsciencia y la inconciencia a la estupidez. En resumen, esa manía de asociar la felicidad a la estupidez. Y nadie negará que esa conjunción casual y perfecta se da de forma sospechosa en la sonrisa de nuestro presi.
Tal vez sea simplemente que el discurso se hace más puro, que se despoja de todo lo superficial y vuelve a sus orígenes. Y así, pronto veremos a Espe, con sus dos coletas y sus zapatos de tacón con calcetinitos (¿ha sido un déjà vu?) decir entre pucheros: es que Gallar no me ajunta, o a Gallardón: es que es muy mandona. O a Rajoy con su lengua de trapo: jopeta, el juez Garzón me tiene manía, y Zapatero: Obama es mi amigo y el tuyo noo, halahalayhala, y a Blanco: Chincha rabiña, cómete una piña…
Así es que ¿qué hacemos con ellos? ¿Los castigamos sin postre o exigimos que nos hagan la prueba de paternidad?



27 comentarios:

mojadopapel dijo...

Que chispa tiene tu entrada...guta musho a nena!...genial.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Qué desazón, ¿verdad? En unos –pocos- años de democracia parece que ya se han recorrido todos los caminos. La verdad es que uno es un enano con alzas, el otro en lo intelectual debe de ser tan enano como el uno, la de más allá que no le dejan humedecerse ni con la muy inofensiva agua -¡ni te digo si...!- y la de aún más allá pretendiendo cambiar el DRAE cada vez que no concuerda con su palabros (cosa que le daría igual al lenguatrapo)... total... el de más acá que dice tener un partido no/nacionalista de centro/izquierda uniéndose a nacionalistas y a la bastante extrema derecha... no, querida Bárbara, esto no es un patio de colegio, esto es algo peor...¡Qué desazón! Si no recuerdo mal, esto recuerda mucho al final de Play Time de Tati...

Ánimo y anímanos con otra de tus maravillosas entradas: el único antídoto para esta mediocridad: el arte.

carmen dijo...

Lo peor de todo, Bárbara, es que hacen política en función de esas rabietas de niños; lo peor de todo es que de esa manera de hacer política,( del como"no te ajunto" lo que tú digas pero al revés) depende la vida de muchas personas; lo peor de todo es que entre memos y fanáticos anda el juego.
Tu entrada de diez, pero qué pena que la sonrisa que asoma al leerla nos avise de que: no te rías boba, que esto es muyyyy serioooooo!!!!

Peggy dijo...

como hacian los griegos ostracismo ...una especie de destierro .


muy buena la entrada

filomeno2006 dijo...

¿Cúanto mide Luis Herrero- Tejedor?

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amiga Bárbara (porque ya nos conocemos),

Me las veo venir. Ésta de hoy es otra entrada que va a dar mucho que hablar y que decir. Es que ya no hay diferencia entre una sesión del Parlamento y una clase de analfabetos alumnos de Secundaria. Ahora lo entiendo: por eso se comportan así los de Secundaria, porque ven la televisión y ven a los políticos, y se creen que a los políticos hay que imitarlos, como si algo de ejemplar tuviesen. Es que ya nada es lo que era: todo está al revés: los que tienen que hablar, no saben hablar; los que tienen que aprender, no saben de quién aprender.

Y ese enano de Presidente francés no se ha enterado de que Julio César machacó a los Galos, a todos, a los de la Galia entera, que era mucho mayor entonces que la de ahora.

Y luego viene el nuestro y se calla. Y no dice nada. Es que ya no hay cojones para plantarle cara a nadie. Es que han desaparecido las diferencias entre buenos y malos. O ¿no será que todos son malos?

Ha sido un placer,

Un beso,

Antonio

especies dijo...

Que se cojan las pataletas que quieran, pero que nos devuelvan nuestro dinero.

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Ya tengo preparada una guardería aquí, en el fin de los tiempos. Guardería para políticos "Benjamin Button".
Un saludo.

NáN dijo...

Querida Bárbara, vaya escojone de post. Y las fotos, para echarles de comer aparte. Bueno, en eso de las fotos no sé de dónde las sacas, pero la anterior, la de la niña con los ojos pintados y fumando, me hipnotiza (¡Debo ser un viejo verde!).

Pero lo malo de los políticos es que tenemos los que nos merecemos. Si se presenta alguien en serio, no le votamos.

Es algo parecido a una encuesta que leí una vez: el 57 % de los encuestados consideraban que La 2 era la mejor cadena de televisión... ¡aunque solo la veían menos de 5 %!

Daba como tranquilidad, ¿no?, tener una televisión tan buena. "Pero no quiero verla, prefiero poner La Noria, que es mucho más distraído", debía pènsar el 52 % de los que la consideraban la mejor pero no la veían.

¡Anda y que nos den! Que nos lo tenemos ganado.

carlos dijo...

El otro día me enfadaba porque un alumno universitario escribía en un ejercicio de un máster que iba a "aperturar" no recuerdo qué. Y yo pensaba que conocer el verbo "abrir" tendría que ser de Educación Primaria. Pero luego me puse comprensivo: si se lo lleva oyendo toda su vida a los políticos, al del banco de su barrio (que te "apertura" cuentas y líneas de descuento), a los locutores de televisión y quien sabe si a su profesor, ¿cómo va a cuestionarse que no exista ese verbo? Así que acepté "aperturar" como animal de compañía.
Y hoy pensaba que como siempre critico la baja calidad de nuestra clase política, para no ser tan negativo me voy a preparar un listado con políticos de todos los signos que a mí me parecen presentables. Pero, de momento, los pocos que se me ocurren, no ocupan puestos de especial relevancia en sus partidos. A uno de los que pensaba, Ramón Jáuregui, le acaban de dar la patada hacia arriba, mientras los ministerios los ocupan gentes de la talla de Blanco y Aído (y hasta hace poco de Bermejo y Álvarez).

carmen dijo...

Qué gran idea lo de darnos pistas sobre los que dignifican un poco más ese oficio-el de políticos, servidores de los ciudadanos-
Ramón Jaúregui es el primero que a mí también se me ocurre. Y será por alguna pataleta o celotipia infaniloide que le "regalan" Bruselas??

Donce dijo...

Jaaaaaaaaaaaaa qué jodía! eres más fina que el coral....
Ayyyssss Barbarella, yo cuando sea "peque" quiero tener tu ironía!!
(sabes que yo también solté mi discursito? pero el mío es más basto que un pliego lijasss, jijiji -eso sí, hemos coincidimos en las alzas y en los pucheros-)

Un besote grannnndeee

(y mi Mojadopapel... que ha venido a verte!!!)

TortugaBoba dijo...

Yo no sé cuándo empezó, pero a mí me viene a la mente Aznar cuando quiso hacerse amiguito de Bush si con ello había que llevarse un país por delante: ¡cómo hablaba José Mari el texano (y en público, no en la intimidad)! Ahora parece que hacerse la foto es lo importante: que si cuántos segundos ha estado Zapatero con no sé quién, que si Chávez le dio la mano a Obama pero no hablaron, pero luego le dio un libro y sí intercambiaron palabras, que si Sarkozy fue a recoger a Ingrid Betancourt... ¿Pero qué gitanerío es éste? ¿Van a hacerse fotos para sus despachos o van a hablar en serio para solucionar algunos problemillas que sufrimos los ciudadanos de a pie?
No aprenden, no escuchan a sus hijos que les cuentan las mismas historias que ellos viven pero en el colegio: es que fulanito me estaba espiando por detrás de la puerta papá, y para mí que era mi ex mejor amigo...
Los niños son sabios, la estupidez se está adueñando de los políticos. Y la locura de otros: Ahmanideyad, como muestra.
Besito Bárbara bella.

strongboli dijo...

Jo, lo del agua de la Espe es de lo más ridículo y vergonzoso que he visto en tiempo, más que nada por la gilipollez en sí.
No son tontos, son gilipollas, y encima se creen que nosotros también lo somos.
Lo que deberíamos, de entrada, es no votar a ninguno de ellos, darles la espalda y ya nos apañaremos nosotros solos. Total, pa lo que hacen (bueno, algo sí que hacen: comer y beber bien -todos engordan, con lo finitos que deberían estar todos por el peso de la reponsabilidad- y forrarse todo lo que pueden)...
Hala, ya me he desfogado un uno por ciento...
Petons.

Bárbara dijo...

Jeje, gracias nena MOJADOPAPEL, me alegra de que te pases por aquí a jugar un poquito...

Yo no sé si la política en sí se ha deteriorado, MUYSEÑORESMÍOS, lo que sí constato es un declive en el discurso, lo que no sé si quiere decir algo. Quiero decir que tampoco me gustaba González y su gran dialéctica que le permitía hacer malabarismos linguísticos para entrar en la OTAN, por ejemplo...

Parece, CARMEN, que hay mucho de puesta en escena, luego se van a jugar juntos a los indios y vaqueros. Lo malo es que cada vez más parece que se relajan los sensores que deberían contener ciertas actitudes infantiles y fuera de lugar... Y oye, hasta las cosas serias con una sonrisa, mejor, ¿no?

Hola PEGGY! me temo que lo del ostracismo algunos lo entendieron como ponerse morados a ostras...

FILOMENO, de talla, pequeño, pero la lengua la tiene larguísima...

Sí, ANTONIO, mal ejemplo les damos...
pero no estoy segura de que haya que responder a ciertas cosas, creo que es mejor hacer como la Supernanny, a los niños malos se les castiga con indiferencia. Otro beso para ti.

Bárbara dijo...

Pues sí, ESPECIES, lo malo de los billetes es que se parecen todos tanto (hasta los falsos) que se hace difícil distinguir cuáles son los nuestros...

Y triunfará esa guardería, ANTONIO, y seguro que estará subvencionada...

NÁN, mi viejo verde preferido, a mí esa foto también me fascina (la de la niña, no la de Rajoy, ves, Rajoy y niña tienden a unirse, es el destino...) , decía que tiene algo desasosegante, aberrante, esa niña pintada y fumando y esa otra niña gordita detrás.
Y sí, cuánta razón y cuánta tristeza, vivimos en una cultura de la espectacularización... Al menos en las encuestas aún se guardan las formas de cara a la galería...

Buf, CARLOS, es como para aperturarse las venas...qué manía con complicarse la vida, no se han enterado de que el lenguaje es decir más con menos y no al revés... ni que fueran políticos, tú!
Como en cualquier otra pofesión, políticos buenos, haylos, apoyo el buen criterio para la creación de esa lista (motivo nº1 y seguimos)

DONCE, a ti no te hace falta ni ironía ni ná. Tú eres como el coral pero por salada.
Ahora te visito a pie de balcón. Besazo.

Lo del texano de Azanar es antológico, TORTU, increíble si no hubiera imágenes. Recuerdo que entonces se lo contaba en una cena a unos amigos que aún no lo habían visto y me decían que aquello no podía ser verdad, que era un montaje...
Por cierto ahora ya sé que a tontas y a locas es una expresión que viene de la política.
Un beso, guapa.

Pues para eso estamos, STRONGBOLI, para que te desfogues, pedazo de anarquista. Lo malo es que al final siempre acaba mandando alguien... Petons.

Araceli Esteves dijo...

Ay, que siempre llego la ulti.
Me has hecho reir un buen rato. Deberías trabajar de columnista ( igual ya lo haces, no sé) te lo digo en serio. Así entraría un poco de chispa a los periódicos, que están de un aburrío que matan.
El Barbarismo también existe aunque en tu caso la palabreja suene un poco mal.
Besos

TortugaBoba dijo...

Pues a mí me gusta: Barbarismo, Barbarismo, Barbarismo. Al igual que Aracelismo, Aracelismo, Aracelismo.
Lo repites unas cuantas veces y ya es una palabra de toda la vida de dios. :)
Beso.

Miguel Baquero dijo...

Yo creo que todo se debe a que ahora no hay política: hay marketing. No se trata de tener un programa, ni un fin, ni una ideología, se trata de caer más simpático que el otro...

Seguramente el principal enemigo de la democracia no sea el fascismo, sea la autocomplacencia y la estupidez

carmen dijo...

Buen diágnóstico Miguel!

moreiras dijo...

Hola Bárbara, soy nuevo, descubriendo este universo al que me he mudado con mi pequeño mundo (vengo de otro paralelo, de otro "blogspacio" digo, jeje), me he encontrado contigo y me habéis encantado (tú y tus palabras). Saludos

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Qué me vas a contar Bárbara, que una semana antes estaba haciendo grafitis contra la OTAN con sus compañeros de partido. ¡Si seré gilis!

Bárbara dijo...

Llegarás al final, pero nunca llegas tarde, ARACELI. Las únicas columnas que trabajo, por suerte o por desgracia, son las de mi casa... Y aunque ya esta inventado el barbarismo, me indentifico con esa incorrección y ese sentirse a veces extranjero. Beso.

De toda la vida de dios, TORTU, igual que el tortuguismo, el tortugusimo, el tortuguismo...

Como dice Carmen, MIGUEL, gran diagnóstico: márketing, autocomplacencia y estupidez, elementos imprescindibles para la vida moderna.

Hola MOREIRAS, bienvenido a este lado de la blogoesfera, yo también celebro el encuentro. Saluditos.

Ay, cómo nos la colaron, MUYSEÑORESMÍOS, bueno, yo era muy joven e ignorante entonces, pero aunque sea a posteriori, me doy cuenta de cómo nos la colaron...

Casilda dijo...

Castigados de cara a la pared .
(cuanto se echan de menos aquellos años en Guerra levantaba aplausos de propios y de contrarios )
Besos

Raúl dijo...

¡Mala! Sonrío.

Anónimo dijo...

Urge evitar que los diputados entren al hemiciclo con las palomitas y el refresco porque ese ruido perturba la labor de las taquígrafas. Y tampoco hay que dejarles jugar con el hula-hop en los pasillos, ni hacer carreras de canicas por las escaleras que van a la segunda planta.
No es que sean malos, o buenos, es que son como niños.

Rafa Mtez-Simancas

Bárbara dijo...

Eso, CASILDA, cara a la pared y sin postre el que se porte mal. Gran político, Guerra. Besos, guapa.

jeje, RAÚL, ¿lo dices por el post o por las comas? Sonrío.

Querido RAFA, son como niños pero sin el como...