viernes, 3 de abril de 2009

Y mi mujer de Lot


No tuve dudas
vi el futuro verde-bosque,
vi bajar un río con sus preguntas milenarias,
y los pájaros,
los pájaros trazaban círculos de sol en su vuelo,
era tan hermoso el paisaje
que tuve que mirar atrás,
hacia el pasado que ardía,
la pasión del azufre devorándole las tripas,
convertirme en piedra
de una ciudad destruida,
en la eterna mujer sin nombre,
enterrada en la sal de una herida
que no cierra
pero tampoco sangra.

Quedé atrapada
entre el rojo de la llama
y el verde puro de la oliva,
huyendo, inmóvil, de ti
para encontrarte algún día
en ese mar que nos devuelva a su sima.

20 comentarios:

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues, la verdad, no sé qué decirte, que luego, si te digo que bien... la que lía el personal de tropa y si no te miento y te digo que mal: ¡la espichamos!

Voy a ver que le sale a uno que sí que no merece elogio alguno.

Los criticones dijo...

Muy bonito, que suele ser el peor halago para un poema, pero es que, hay que joderse, este es además, muy bonito.

Los pájaros ya nos han salido más veces, y el río... entre otras cosas me recuerda a El cielo sobre Berlín de Wenders (ver).

Respecto a El protocolo, olé.

ARM

Anónimo dijo...

Qué buen gusto, Barb...

Un abrazo enorme, Ana P.

Te sigo siguiendo jejeje

BB dijo...

Y yo lo he encontrado hermoso,
Bárbara.
Esa mujer, de nombre desconocido,
miró atrás, por esa curiosidad
que es innata en cada mujer.
O quizás, queriendo llevarse en
la retina el pedazo de vida que
quedó rezagado.
Yo me hubiera ido con los pájaros,
esos que trazaban círculos de sol...
Muy lindo Bábara.
Un beso
BB

especies dijo...

"vi bajar un río con sus preguntas milenarias" me recuerda a esto.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Me he animado, como tú sugerías, pero lo que no me ha salido, como tú sugerías es que fuese breve, así que supongo que no lo publicará en su blog, cosa que entiendo. Bueno, pues lo he aprovechado y lo he colgado en el mío.

Ahora sí te lo digo, guste a quien guste: el tuyo, como siempre.

vfedor dijo...

"somos aquello que duele,
piel que respira,
sangre que expuesta...seca"

Me hiciste mirar atrás, y ver la ciudad ardida. bello. Me gustó !!!

NáN dijo...

No la mujer de Lot, ¡cualquiera con dos dedos de frente preferiría mirar atrás y quedarse contemplando la ciudad de su felicidad que seguir viviendo con ese pesado.

Sí, ahora lo veo claro. Pero hasta tú texto no lo había entendido.

Pablo dijo...

es cierto lo que se dice; que es muy bonito
me gustó

BB dijo...

Nan: Me has puesto a dudar.
Tal vez, esa pobre mujer, quiso
quedarse... Las razones, podrían
ser las tuyas o las de Bárbara...?

NáN dijo...

Eso no lo sabremos, BB, aunque creoque las dos razones vienen a ser la misma.

carlos dijo...

Hermoso y sugestivo, Bárbara.
No quise leerlo -ni éste ni ningún otro- antes de escribir mi relatillo, para no condicionarme.
Hemos coincidido, aunque desde distintas perspectivas, en la imagen del mar, aparentemente tan ajena al mito.
En mi caso, le he dado nombre a la eterna mujer sin nombre (Edith o Edit parece que sería la castellanización del Adit hebreo que sí aparece en algún texto no bíblico).
Un beso.

Bárbara dijo...

Pues di exactamente lo que te dé la gana, que para eso sirve un blog, MUYSEÑORESMÍOS. Éste en concreto. Y eso de que no mereces elogios...

Jajaja, ARM, te faltó decir que quedó mono...
el río, los pájaros venían en el decorado de segunda mano que compré en el rastro.
Y olé por tus abrazos rotos. Llegué un poco tarde.

Hola ANA. Pues a ver si me sigues hasta mi casa y nos tomamos unas cervecitas... Besos, guapa.

Gracias BB. El tuyo también quedó muy lindo. Me alegra que te animaras.

Mola, ESPECIES. Claro que yo, si no viene con traducción, no entiendo su poesía musical...

Gracias, VFEDOR. Se nota que miras con atención.

Pues sí, NÁN, yo me lo imagino conservador, cobarde, no demasiado malo ni demasiado bueno. En fin, como para convertirse en sal...

Pues me alegro doblemente, PABLO. Besos.

Ya he visto, CARLOS, que la mujer tenía nombre. Lo de eterna mujer sin nombre lo dejaremos entonces en licencia poética para camuflar la galopante incultura. De todas formas, aún es peor haber tenido un nombre y perderlo. Otro beso.

Donce dijo...

Qué curioso... jamás se me hubiera ocurrido imaginarlo verde-bosque y verde puro de oliva...
-Lo fácil es tener imágenes secas y escabrosas-

Qué bonito, joé!

Un besooo guapaaaaa.

carlos dijo...

No, pero tienes razón, Bárbara en que en la Biblia sí es la mujer sin nombre, sólo es "la mujer de Lot", no aparece su nombre en ningún momento y así se la sigue conociendo hoy.
Hay que rebuscar para encontrarlo. Yo no tenía ni idea de su nombre, por descontado. Sí tenía claro que en el relatillo quería darle nombre propio y que no fuera "la mujer de" y por eso me puse a rastrear por si acaso lo tenía, hasta que encontré que un rabino lo escribía en algún sitio.

Por cierto, una licencia literaria por mi parte sí fue que eliminé deliberadamente a las hijas que se supone les acompañaron en la huida, para dejar sólo a la pareja como protagonista de la escena.

Y éstas dos son las que luego emborrachan a su padre para acostarse con él, sin que el Dios que prohibía el incesto se cuestione el haberles salvado de Sodoma ni les envíe ningún fuego ni azufre. Qué arbitrario este Dios de los israelitas, ¿no?
Me resultó curioso, al buscar ilustración (que finalmente te la robé a ti) que en la pintura religiosa es mucho más frecuente encontrar la escena de las hijas "yaciendo" con el padre que la de la estatua de sal. Supongo que era una forma de los pintores de su tiempo de refugiarse en la coartada bíblica para pintar cuadros eróticos y desnudos femeninos.

BB dijo...

Carlos: Según la Biblia, Lot al
irse de Sodoma con sus dos hijas,
estaba viejo y ellas decidieron
emborrachar al padre para yacer
con él y que éste dejara descendencia. Ambas lo hicieron
y, según la Biblia, él ni se enteró. La mayor parió un hijo
llamado Moab, padre de los moabitas
y la hija menor parió a Benammi,
padre de los benamitas.
Así que Lot, ni arte, ni parte,
aparentemente. Así es la Biblia.
BB

NáN dijo...

Vamos, que a la mañana siguiente no se acordaba de nada. El viejo truco. Un hombre que, gracias al olvido, estuvo siempre en paz con dios y consigo mismo.

strongboli dijo...

Yo también me hubiera ido tras los pájaros, como BB...

Bárbara dijo...

Bueno, DONCE, yo me refería a lo que tenía enfrente cuando huía. Lo que dejaba atrás, en un alarde de originalidad, también lo imaginé seco y escabroso. Besete.

CARLOS, la Biblia tiene cosas muy escabrosas. No tenía ni idea de la historia de las hijas. Al menos sirvió para esos hermosos desnudos biblícos. Gracias por compartirlo.

Pero cuánto sabes de la biblia, BB. Ya decía yo, con los pocos datos de que disponía, que Lot no tomaba ni arte ni parte. Hay tibiezas que se huelen de lejos. Aunque eso no le impidió llorar como bellamente escribiste.

NÁN, es un consuelo para los que tengan alzheimer (qué feo me ha quedado esto...)

STRONGBOLI, es fácil, sólo hay que mirarlos un rato fijamente. Ahora te visito.

TortugaBoba dijo...

Como siempre, embriagas Bárbara, aunque no tenga ni idea de poesía.
Los comentarios de Carlos, Nán y BB son totalmente ilustradores :)
Beso.
(Es que yo no tenía ni idea de Edit ni de las borracheras...)