jueves, 22 de enero de 2009

Soraya, la fantasía y la realidad

Rasgó el sobre del Ministerio de la Realidad y Asuntos Obvios, con una cierta inquietud prendida en sus uñas esmaltadas.
- Le comunicamos que hemos detectado que la fantasía nº 32 excede claramente los límites regulados por el artículo 5 de la ley 2/74, adentrándose de forma explícita en terreno propiedad de la realidad. Por ello se le impone una multa de 200 euros, a pagar en el plazo de 10 días y la prohibición de asomarse durante los próximos dos meses a cualquier fantasía comprendida entre los artículos 23 y 47, so pena de una sanción mayor.



Soraya quedó pensativa. La bruma que había flotado en su cabeza durante la mañana se espesó de pronto formando un negro nubarrón sobre sus pensamientos. La 32… la 32….
Fue a buscar el primer tomo de la ley de contravenciones de la realidad aunque sabía perfectamente a qué se refería todo este asunto.
Llamó a su abogado:
- Los del Ministerio de la Realidad me han puesto una multa por aquella… foto.
La palabra foto salió escupida de su boca dibujando la bisectriz exacta entre la vergüenza y el asco.
- vaya.
- Si fueron ellos los que decían que yo era la portavoz más sexy, ellos los que me animaron a explotar mi parte femenina. Yo simplemente dejé que el ojo público atisbara un instante la fantasía. Pero la fantasía no era mía, y por supuesto nunca quise que fuera portada, todo el mundo sabe que Pedrojota me la ha jugado.
- Sí, tienes razón. Déjame que lo consulte pero, seguramente, habrá que pagar. La ley es bastante clara al respecto.
-Además ellas lo hicieron antes en el Vogue, añadió Soraya, ya sin convicción.
- Déjame que lo mire y te digo algo.
A pesar del tono tranquilizador, le pareció que el abogado estaba moralmente de acuerdo con la multa, un eco lejano de censura le llegó a través de la línea telefónica.

Cuando colgó, una ligera náusea se había expandido desde la boca del estómago.
Pensó que lo mejor era hacer una tortilla.
Pelaba patatas cuando oyó la puerta y, poco después, unos brazos la rodearon desde atrás y un cuerpo con una ligera protuberancia en su centro se ciñó al suyo.
- Ahora no, cariño.
Las manos de su marido alcanzaron sus pechos por encima del delantal. Todo el día había fantaseado con ese escote, con esas piernas, con su nariz respingona y sus ojos entreabiertos, rememorando esa fotografía íntima que le pertenecía sólo a él, tendido sobre ella, dentro de ella.
- He dicho que ahora no.

El chillido histérico de Soraya rebotó en el alicatado de la pared. El palmetazo sobre el banco de la cocina alcanzó a un tenedor que dio tres vueltas completas antes de caer al suelo.
- Tengo que llamar a Bibi, tengo que hablar con alguien.
Esperó varios tonos hasta que saltó el contestador.
Tiró el teléfono al suelo, se desnudó con rabia, se metió en la cama y se tapó la cabeza con las mantas, queriendo dejar tras de sí de un portazo la realidad. Pero al juntar los párpados se dio cuenta de que, por dentro, estaban teñidos de la misma sustancia opaca, de color indefinido. Ni siquiera pensó en llorar.

26 comentarios:

Jordi Santamaria dijo...

Relatas francamente bien, manteniendo el vilo de quien lee todo el tiempo. No veo diferencia con novelistas aclamados.

La historia me importa bien poco, casi tanto como Soraya Sáenz de Santamaría.
Yo la hubiese acabado con un pedo lamiendo una tapa de yogur.

Te animo a que sigas escribiendo. Ustez sí que vale
(y me da algo de rabia estar de acuerdo con todo el mundo, pero es asín, bravo :)

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Bárbara, deberías contener esa pelusilla que se escapa por entre tus dedos: La chica tiene un tironazo; y si no lo ves, es porque como mujer no estás capacitada... ¿y esos pies?... ¿o se dice pieses?... ¿Y esa mirada felina que te traspasa el cogote?

Lo siento pero sólo te he podido seguir hasta la escena en que su marido le engancha "les mamelles", ahí he tenido que cambiar hasta de sombrero: ¡Es que me pone, leches!

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

por cierto, mientras escribía esto, me ha parecido escucharla en la tele... ¡y yo aquí!

Donce dijo...

Es que a mí esta mujer y "la retranca" de su marido... como que no me ponen ná! (mi marido tiene mucha retrancaa.... jaaaaaaaaaaaaaaaaaa, amos,amos).
y el pinrel está "pa cartel de cine de terror"

Así que dile que mejor pague la multa y que deje la fantasía para hacer entradas como ésta (por ejemplo).
Un beso, guapetona.

TortugaBoba dijo...

A quién se le ocurre. Es que encima no sale ni mona la chiquilla a mi entender. Que si saliese como una bomba... Pues oye, eso que se le queda. Si es que por mucho que no estuviese de acuerdo con el Vogue (no recuerdo si fue así, sinceramente, me importa poco), ella también tenía esa fantasía. Poder y erotismo. ¿Por qué no? Pero claro, Pedrojota.
Aunque él también tiene sus fantasías. Un montón y no fotografiables recuerdo. Digo no fotografiables y publicables. Qué poco respeto por las fantasías. Si es que se tienen que quedar en eso, en la mente, no sacarles una instantánea.
Muy Señores Míos, Soraya está de rabiosa actualidad, eso sí, ahora siempre sale en la tele abrigada hasta las orejas. Es que hace frío en los madriles.
Besito.

Miguel Baquero dijo...

La verdad es que dicen que la ha sacado un fotógrafo cojonudo, pero esa foto es bastante horrible, con ese pinrel en primer plano que le da a la pobre Soraya un aspecto como de yoda. O de mister Potato.

A mí no me gustó que las ministras se hicieran fotos en el Vogue, como no me gusta que esta portavoza populara se haga fotos en el NH.

ca dijo...

¿Una imagen vale más que mil palabras, no? Muy hilarante tu relato de los hechos, hace falta un poco de humor en los tiempos confusos que corren. Un abrazo, de momento, virtual.

strongboli dijo...

Pero ésta no era monja (Sor Aya)?Pues vaya asco de fantasía tiene esta mujer, hacerse fotos así... Si al menos se las hubiera hecho en plena faena, tendría más morbo la cosa. Eso sí, sin enfocar el pinrel, que parece una garra de azor.

especies dijo...

Es que los periódicos están rarísimos, con el nuevo orden mundial.

El Viajero Solitario dijo...

La verdad, todo este asunto de las fotos de Soraya me aburre soberanamente, como me aburrió hasta el bostezo aquel otro de las fotos de las ministras. Por fortuna, contamos con una mirada como la tuya, que aborda la cuestión desde la única perspectiva coherente y seria: el humor.
Fantasiosa y fantástica Bárbara.

Victoria. dijo...

Soraya ha caído irremediablemente en la vanidad en la que cualquier ser humano puede llegar a caer ante unas circunstancias determinadas. A quién no le gusta que le halaguen, que le digan lo maravilloso/a que es, que le lleven a la desmesura sus virtudes, que "aflojen" sus defectos, que le admiren. Es lo que tiene la condición humana.... Sin embargo, lo llamativo de todo este "marrón" es que ella, cual tierna adolescente a punto de venirle la regla, se lo haya creido "a pie juntillas" y haya caido en la trampa que sin duda alguien le había puesto obedeciendo a vete tú a saber los propósitos. Una mujer, hecha y derecha como lo es ella, abogada del estado con una trayectoria académica y laboral que ya quisiéramos alguna, no necesita sonreir ante la cámara de ningún "supersinpático" que le diga lo "guai" que es/está o que posa. No. No lo necesita.
Victoria.

Los criticones dijo...

Diana. Lo has clavado milimétricamente.

No pensé que me pudiera pasar, y es una cosa fea, pero lo que me producen las fotos y las declaraciones posteriores de "la modelo", es lástima, que ya te digo, un sentimiento abominable.

Toda la vida reprimiendo la fantasía nº32 y tirando por la vía del medio, y tantos años sin salir de casa y empollando y cantando temas de ocho a diez en penumbra, sin saber cómo respira la gente en las tabernas y en el mercao y en el andamio sobre todo, y sale una al mundo, cándida, y le dicen que es lista y ambiciosa y cuando medra, guapa, sí también se lo decían. Y luego, esto no era Bambi.

Que cutre, qué iberismo esperpéntico.

Norabuena

ARM

Bárbara dijo...

JORDI, jajaja, con un pedo lamiendo una tapa de yogur...
Yo misma te contradigo: aún me falta mucho para escribir bien, pero lo que está claro es que a estas alturas no hay marcha atrás: ya sólo sé pensar con las manos sobre las teclas. Escribir me ayuda a saber quién soy, es más, me ayuda a ser quien soy. Gracias. Besos.

Jajaja, MUYSEÑORESMÍOS, así es que te pone la Soraya. Dios me libre de tenerle pelusilla... yo la veo un tanto porcina pero no está mal. Eso sí, no la han sacado bien, y esos pies... en fin.

jaja, DONCE, a mí también me hizo gracia que lo que le gustara de su marido fuera su retranca (ni que estuviera casada con Nacho Vidal)... El ataque de los pies asesinos... No tolerada para menores de 14.
Besete.

TORTU, la erótica del poder parece que funciona de forma distinta en hombres y en mujeres, ellas se quejan de no ligar porque los intimidan.
Yo, cada vez que veo a Pedrojota no puedo dejar de imaginármelo con corsé rojo y taconazos...
Y sí, no está ni mona. Besazo.

jajaja, MIGUEL, yoda o mr potato, es cierto ...
A mí la verdad es que no me parece ni bien ni mal que se hiciera esas fotos, lo que me parece increíble es la que se ha montado por una chorrada así y la de lindezas que le han dedicado.

CA, dicen que el humor es una forma de desesperación, y yo a veces estoy muy deseperada. Te tomo el virtual en prenda para canjearlo pronto por uno de verdad :)

STRONGBOLI, desde luego, no nos estamos guardando nada dentro de Soraya, jeje. Realmente, lo más provocador de la foto, no es el pie, ni la pierna que asoma, ni los hombros, sino la mirada. La misma foto con otra mirada pasa desapercibida. O igual no, es imposible que ese pie pase desapercibido.

Pues sí, ESPECIES, entre el nuevo orden mundial y el nuevo periodismo, seguimos teniendo el mismo lío de siempre...

VIAJERO, gracias, guapo (con conocimiento de causa). Este tema tiene un poco más de miga que el de las ministras, tal vez porque los Vidales y Losantos están llegando aún más lejos...

sí, VICTORIA, lo cierto es que ha pecado de ingenua la chiquilla.
pero no había pensado yo que podía ser una entevista trampa. No sé si la intención inicial lo fue, pero desde luego la publicación en la portada del perdiódico sí fue una trampa del del liguero.

ARM, este país de pandereta es así. Claro que si fuéramos nórdicos, nos aburriríamos tanto...
Siempre nos quedará Valle-INclán.
Un abrazo.

Sergi dijo...

Ni siquiera he visto demasiado bien la foto, pero me parece un poco una exageración. Para mi gusto no procedía escoger esa foto como portada... Pero, con todo, tampoco lo veo digno de la escandalera que algunos han metido. Yo, como Rouco Varela no ha expresado nada al respecto, me abstendré de tener opinión (lo de antes era una mera repetición de opiniones terrenales intrascendentes). Cuando monseñor hable, yo procuraré adscribirme acríticamente a lo que diga, que para eso viene beneficiado con línea directa al Criterio Universal.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues, sí, Bárbara, me pone, me pone mucho... (pero no me digas que te diga cómo me pone), con esos pieses casi infinitos (reconoce que sí le tienes pelusilla y no has seleccionado la foto en que mejor se le ven), esos pies que en otras instantáneas parecen talmente preñados (¿tienes algo en contra de la preñez?) con esos pies que atraen la mirada tato hacia ellos que hace que nos pase desapercibida esa mirada gatuna, de gata en celo que parece decir... (piiip)... En fin, que sí, que todo en ella es aprovechable, como en porcino, vale, pero dulcemente aprovechable: ¡Ya me gustará a mí verte en foto similar y con semejante actitud!... Veríamos...

Reyes dijo...

Hola Bárbara llego tarde pero como veo que sigue la fiesta , pues te dejo mi comentario, que sé que no te molestará.
Me ha encantado cómo lo has escrito, pero la gente del PP hieren mi sensibilidad , así que he preferido desconectar y pensar que era cualquier otro personaje femenino.
Aquí hay un lector tuyo que se excita con esta mujer.
Me he quedado de hielo , es verdad eso del libro de los gustos, que por lo visto está en blanco, pero excitarse con alguien del PP , aunque sea ésta con su cara de gatita o de peggy, me parece insólito.
Si tienes confianza con él podrías proponerle terapia o algo.
Y me ha gustado mucho la historia, el cabreo, el renuncio a la fantasía , etc.
Es que esto de las fotos y la que se lía luego tiene su miga ,yo paso de todo.
Besos enormes para una gran escritora.
( al señor de Señores míos, era broma , de buen rollito, eh ?? Que Dios y el Opus me libren de teberle celos a alguien como Sor/raya ...además esto de los impulsos sexuales es de lo más diverso).
cá uno es cá uno.
Ejem.

TortugaBoba dijo...

Muy Sres. Míos, yo también digo "pieses", de toda la vida de dios vamos. ¡¡Deja ya de copiarme!!
Besitos :)

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Reyes, te contesto para no poner en un compromiso a nuestra anfitriona.

Para respnder tu interención, me remito al diccionario de la R.A.E.:

Ironía:

(Del lat. ironīa, y este del gr. εἰρωνεία).


1. f. Burla fina y disimulada.

2. f. Tono burlón con que se dice.

3. f. Figura retórica que consiste en dar a entender lo contrario de lo que se dice.

Recibe un saludo de buen rollito, de este que bebe los vientos por Soraya, por lo menos, hasta que una oportuna terapia venga en mi salvacción. No, no te pido la dirección de ningún buen profesional; ya me apaño. ;-)

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

El As, el periódico deportivo, suele poner una tía en bolas o en medio bolas al final del diario. En Inglterra se hace mucho esto. Y ya tenemos heroína. Sale en la página uno y en la última. Y el photoshop podría haber enmendado el extravío pedestre. Buen post, Bárbara. Buenísimo, de hecho.

LICOR DE MANDRAGORA dijo...

Creo que yo tendría más de un embargo por no pagar las multas del ministerio de la realidad y asuntos obvios.
Como escribes Bárbara, ahora estoy envenado de ti, lamento la virtualidad de los blog.
Orlando Name

Reyes dijo...

ENTENDIDO, muy señores míos.
ya decía yo...
me alegro por usted , que esté sano de las apetencias, y en cuanto a mí, la verdad , es que nunca pillo las ironías por escrito , me lo creo siempre todo, pero todo,hasta el punto de que tengo que llegar a acuerdos o pactos con las personas que usan la ironía escribiendo para que me aclaren si era en serio o no,así que usté perdone, es algo frecuente en mí.
Me alegro de que no necesite terapia.
Jeje.
Besitos a Soraya.

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Acabo de llegar y asisto a un debate encendido sobre el sentido etimológico de la palabra ironía...uhm bella palabra y mejor recurso que bien utilizado puede dar muchísimas satisfacciones. Pero bueno, ese no era el tema verdad?. Como siempre me difumino como la tinta en agua del grifo...

Barbara, tu relato sobre este tema de las fotos es maravilloso. ¡Pobre SORAYA¡, En un arranque - tal vez el primero - que ha tenido de mostrar a todo el mundo su lado más sexy, van los suyos, y la lapidan...

Intolerancia...No se yo creo que se trata más de demagogia y cinismo.

Pero este tema cansa, así que... ¡¡Viva el futbol¡¡.

Besos amiga.

Bárbara dijo...

Jajaja, SERGI, yo estoy esperando a que se pronuncie Rouco Sifredi, que también tiene línea directa...

MUYSEÑORESMÍOS, mis pies son de geisha comparadaos con los de Soraya (eso me suena...). No puedo imaginarme en una foto así, con lo pudorosa que es una...

REYES, sobre lo de excitarse con alguien del PP, hicieron una encuesta en el congreso para ver quién les ponía, y entre las féminas salió... Zaplana!! Por dios, si entre un orangután y él, yo me quedo con el orangután... La Soraya no me parece mal,
le encuentro cierto atractivo, aunque por lo visto, lo de muyseñoresmíos era ironía... yo también me lo había creido...

EMILIO, a estas alturas, todo el mundo sabe que los diarios deportivos son la vanguardia del periodismo, así es que, quién sabe, tal vez la próxima portada de El Páis, sea Fdez de la Vega ligerita de ropa. Gracias. Abrazo.

ORLANDO, ¿envenenado quisiste decir? pues el único antídoto conocido es volver. ¿Lamentar la virtualidad?, no, es fantástico ser virtual y virtuoso.

Estoy contigo, REYES, deberíamos establecer un código de tecla para la ironía, aunque ahora me pregunto si la ironía no se basa precisamente en eso, en dejar un resquicio a la sospecha.

EL SUEÑO DE GENJI, yo también creo que hay demagogia y cinismo, y sobre todo un exceso de frivolidad en el debate político.
Pero no me gusta el fútbol, vivan las películas de los Marx! (¿eso vale?) Besazo.

LICOR DE MANDRAGORA dijo...

Si Claro, envenenado y aún blasfemando de la virtuosa virtualidad.

Anónimo dijo...

En algún momento estaba también observando. Era consciente.
En algún momento empezó a manipularlo. A tirar de los hilos. Escenas chicle bajo soles dalinianos. Rasgos cubistas de múltiples rostros. Soraya/ella, Sorella. Era testigo. Lúcido. De aristas y redondeces propias, del sueño_deseos_frustraciones_surrealismo, de la manipuladora, de la consciente, de la lucidez, de la testigo.
Las frases surgían aquí y allá a borbotones, exactas, nítidas, brillantes. Tenía que anotarlas o acabarían perdiendo su lucidez a la luz del día. Lo sabía.
Gotas de sudor alojadas entre los intersticios de los cabellos y perlando su frente, le hacían consciente de su cuero craneal. Desde la axila acariciaban torturando lentamente primero la curva de un pecho y después la del que le servía de apoyo. Cosquilleaban entre el vello púbico facilitando a los muslos pivotar y frotarse uno contra el otro. El dedo corazón realizó una internada constatando un clítoris protuberante, deslizante, caliente.
Seguían tableteando las lamas de la persiana, el rugido del viento aullando agudo entre ellas.
El monitor se encendió con un chasquido iluminando las tinieblas a través de los párpados. Sus palabras seguían allí, sin rostro, como un cofre sin llave, lejanas, ajenas a respuesta. ¿Era lo que decían cybersexo?

Mientras, caían farolas, árboles, señales, tendidos, volaban tejas, canalones, persianas, cubiertas, porches completos decenas de metros, rociadas saladas se mezclaban con la lluvia y se internaban furiosas arrasando centenares de metros prados arriba. A las tres de la tarde amainó lo suficiente como para conciliar el sueño, después de una inacabable noche en vela sin luz eléctrica. Se descolgaban cortinas oscuras, granizaba, se volvía a hacer de noche en pleno día. Los bordes escalonados de las nubes, crestas enormes rompiendo mar adentro, refulgían magníficos haciendo aniñar la vista, albos.
Sobrevino una oscuridad y un silencio desacostumbrados que le acabaron despertando. Se había ido una vez más la luz en muchos kilómetros a la redonda, el frigorífico no ronroneaba, el viento había parado, el mar había aflojado en su furia. Si no fuera por los destrozos afectando a todo lo construido, se diría que Venus, las estrellas, habían estando reinando, serenas, ahí arriba, todo el tiempo.

Bárbara dijo...

Me quedé sin palabras, Anónimo. Impresionante el final, y también lo demás, aunque no me quedó claro si era Soraya la protagonista de esta pequeña historia de cibersexo tormentoso.