domingo, 25 de enero de 2009

Cadáver palabra


Te diría una palabra al oído,
despacio,
como bajan del autobús las ancianas,
una palabra húmeda, arenosa,
entusiasta,
cuyas ondas apretasen el eco
hasta morir
entre mi boca y tu oreja,
sólo nuestro pequeño cadáver palabra,
su vida aún resonando
entre nosotros.
Su muerte sería nuestro secreto.


29 comentarios:

carmen dijo...

Si nada fue
y sin razón
buscabas consonantes
y quedó
la palabra en el aire
sin decir
yo
tu
y una historia
por vivir



Así me ha salido, a bote pronto. Sin comas.
Ponlas tú donde quieras...

Ya ves, he entrado!!

victoria dijo...

Si estás delante de la oreja que quieres estar se me ocurren otras cosas más húmedas y sugerentes que hacer. Es una zona tan atrayente la que hay, formando un triángulo, entre el extremo de la oreja y el cuello que se convierte en la parte que primero quiero mirar en un hombre que me guste. No lo puedo evitar, me mata...más que cualquier otra evidencia...
Victoria

Jordi Santamaria dijo...

Cabrona, qué maravillosa cabecita tienes sobre los hombros

Fundando imágenes, fundando palabras Això no ho fa qualsevol

Me atrevo a proponer ideas al poema :O

(húmeda, arenosa,
entusiasta y bala,
cuyas ondas apretasen el eco...)

(Su eterna reencarnación sería nuestro secreto.)

Si te gustan te las quedas, y si no les hacemos un jersey.

NáN dijo...

Me cágonlaleche dos veces.

Una, porque para el próximo taller hay que contar una película y estoy contando esa.

Dos, porque nunca me dirás a mí esa palabra.

Y tres (soy muy mentiroso con los números) porque casi nadie sabe que Jane Serberg murió quemada viva en su coche, en París, porque su izquierdismo internacional molestaba a ciertos servicios secretos.

Tierno poema, Bárbara, de los que hacen falta.

carlos dijo...

Ahora a inventar palabras cadáver y a decírnoslas al oído de esa forma. Una a cada lector del blog. Y si no, no haber empezado :-) Es que...

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Otra vez, te tu don de la coclusión, me quto el sombrero.

ca dijo...

¿No te da la sensación Bárbara que vivimos en una época en la que ya no es necesario decir las palabras al oído para que sean cadáver?


con dos modificaciones:

¿No te da la sensación Bárbara que vivimos en una épica en la que ya no es necesario decir las palabras al odio para que sean cadáver?

El Viajero Solitario dijo...

Precioso, Bárbara. Me recordó, por su sutileza y por lo que tiene de insinuación, al famoso capítulo 7 de Rayuela, de Julio Cortázar.
Ay, quién fuera el receptor de esa palabra cadáver.

strongboli dijo...

Lo he leído varias veces y me ha encantado, aunque no sé si lo he entendido bien (cortito que es uno, mira...). Pero siempre dejas un aire de amargura...

Mega dijo...

sólo nuestro pequeño cadáver palabra,
su vida aún resonando
entre nosotros.

Pero qué bien definiste eso tan escurridizo, palabra.

Beso

NáN dijo...

REATRACTO por imprecisión: cuando murió Jean Seberg, que no Jane Serberg, todavía me llegaban "queos" como el de "han asesinado a la Seberg quemándola en el coche". Strongboli me ha mandado un mensaje queriendo saber más. Su muerte estuvo envuelta en la bruma que creó la policía. Por eso podemos leer en la Wikipedia española: "Intentó suicidarse el día en que hubiera cumplido años desde el año 1971 al 1979. Encontraron su cuerpo en lo que parece ser que fue su octava tentativa."

Es más explícita la Wikipedia inglesa: "In August 1979, she was missing and found dead 11 days later in the back seat of her car, which was parked around the corner from her Paris apartment in the 16th arrondissement. The police report stated that she had taken a massive overdose of barbiturates and alcohol (8g per litre). A suicide note ("Forgive me. I can no longer live with my nerves.") was found in her hand, and suicide was ultimately ruled the official cause of death. However, it is often questioned how she could have operated a car with that amount of alcohol in her body, and without the distance glasses she always maintained she absolutely needed for driving."

Ciertamente, con 8g de alcohol, litro, ¿cómo pudo conducir? Además, no se encontraron sus gafas de lejos y sin ellas era absolutamente incapaz de conducir. Todos hemos visto cine negro y hemos visto esa historia muchas veces.

Siento mi imprecisión anterior.

(sobre su actividad política izquierdista, hay abundante información en Internet).

Reyes dijo...

Me ha gustado mucho , Bárbara:
Una concisión suavona, como seduciendo al personal que lee, y al mismo tiempo clavas un cuchillito casi que no duele, pero deja ese sabor...
muy bueno.
Besitos palurdos.

LICOR DE MANDRAGORA dijo...

¡Guau! Bárbara que sensual, que dulce elocuencia. Esa palabra contenida que retumba y se libera, no muere, se transforma, no queda en posesión del abad regente del priorato del olvido, su cadáver insepulto por un instante, resucita en los efluvios incandescentes de esa fábrica de fuegos de artificio que de pronto explota en la humanidad del dueño de la oreja, como hormonas que feroces, reaccionan a la artera insinuación de esa palabra... al final no muere, se transforma.

LICOR DE MANDRAGORA dijo...

No pensarías que me iba a ir, que no volvería, ¡ AQUÍ estoy! me encanta el deletéreo veneno adictivo, de impulsos lascivos e inocentes que salen de esas palabras bien dichas.
Sí Claro, envenenado y aún blasfemando de la virtuosa virtualidad.

especies dijo...

Cuidadito con la vendedora de periódicos americana...

Miguel Baquero dijo...

¡¡Una palabra arenosa!! Precioso

TortugaBoba dijo...

Precioso Bárbara. Como dice Carlos, a buscar una cadáver palabra ya.
Besito.

Leandro Herrero dijo...

Me ha resultado inquietante la expresión "cadáver palabra", casi tanto como agradable fue conocerte ayer en tres dimensiones. Te tomo la palabra sobre tu posible colaboración en nuestra revista "Cuaderno Sie7e". Y te comento que si necesitas alguna aclaración al respecto, además de al correo electrónico que aparece en las Normas de Publicación (que es del Ayuntamiento de Coslada), puedes escribirme a este: cuadernosie7e@gmail.com (a tu disposición y al de cualquiera que lea este comentario y desee información).
Besos.
Posdata: ¿el de la foto del beso es Jean-Paul Belmondo?

NáN dijo...

A esa pregunta, Leandro, te respondo yo, porque es mi favorita.Síiiií. El mejor gángster loco de Godard en la peli A bout de souffle (sírvanse los franco escribientes poner los acentos necesarios). ¡Qué guapo!

En cualquier videoclub de autor (por ejemplo Ficciones, de Malasaña y de Lavapiés), tienes esa peli "que hay que ver" (entiéndase en los dos significados de la frase).

Bárbara dijo...

CARMEN, me gusta así, sin comas. Siempre quedarán historias por vivir, ser conscientes de que al elgir una, desechamos otras nos hace grandes.
¿a que no pesaba tanto la puerta?

Claro, VICTORIA, si nos ponemos así, es mucho mejor lo que propones, donde va a parar... Aunque hay palabras que también pueden ser húmedas, sugerentes, y resbalar como lenguas por ese triángulo...

Maravillosas ideas, JORDI, me las quedo, y no para hacer punto de cruz precisamente.
De hecho puede que escriba el reverso del poema con la idea de la eterna reencarnación. Espero que si te lo dedico no me denuncies por plagio ;)

Jaja, NÁN, yo tenía un amigo que decía que hay 3 clases de personas: las que saben contar y las que no.
Y bueno, no es más que una cosita pequeña.
Hay extrañas casualidades ¿verdad?

Es que soy una bocas, CARLOS, nunca mejor dicho.... Barra libre de palabras para todos!

Creo haber entendido el mensaje en clave, MUYSEÑORESMÍOS, siempre en clave amable, claro.

CA respecto a lo primero, sí, tengo esa misma sensación pero también es verdad que no todos los cadáveres producen el mismo sonido.
Respecto a lo segundo, con las variaciones, da mucho que pensar,tanto que no sé qué decir...

Jo, VIAJERO, a un capítulo de Cortázar ni más ni menos.
Los poemas no tienen dueño, son de quien los lee y los hace suyos.

Bárbara dijo...

STRONGBOLI, no hace falta entenderlo todo... Siempre me gustó la comida agridulce...

MEGA, sí que es escurridiza la palabra, y aún así de lo mejor que tenemos para expresarnos. Besos.

Sospechoso sin duda, NÁN. Me ha impresionado que intentara suicidarse tantas veces.

Gracias, REYES, lo he entendido todo menos lo de los besos palurdos...

Cierto, ORLANDO, a veces no hay mayor presencia que una ausencia constante.
Y no blasfemes, jeje, ya sabes, las fantasías ganan por goleada a la realidad.

ESPECIES, maravillosa vendedora de periódicos con trágico final.

Gracias, MIGUEL. Abrazo.

TORTU, a este paso me voy a hacer forense de palabras y acabaré oliendo a formol... Besos.

LEANDRO, a mí también me gustó conocerte, a ti y a esos interesantes proyectos que te traes entre manos. Te escribiré, y espero que se anime más gente.

NÁN, a mí también me arrebata Belmondo.

especies dijo...

Hombre, es que Belmondo, fotografiado por Godard, es Belmondo 24 veces por segundo. Y además, con ese apellido, como para no adorarlo y querer tenerlo cerca.

Ahora estrenan una peli suya que igual no está mal, 'Un hombre y su perro', en la que el antihéroe nuevaolero se recicla en gerontohéroe.

BB dijo...

Esa palabra, arenosa, húmeda,
sin ecos que la denuncien,
viajando de la boca a la oreja,
para morir, como susurro o
mariposa.
Hermoso, Bárbara

el pasado que me espera dijo...

Una palabra húmeda y arenosa...me ha encantado.

BB dijo...

Nan, de Jean Seberg, se dijo que
estaba emabarazada de uno de los
miembros de The Black Panthers,
grupo con el que estaba relacionada. Es cierto que trató
de suicidarse muchísimas veces,
aunque no parecía suicidio su muerte en ese auto.
Jean Paul Belmondo, el feo más
hermoso y sexy, mmm...
Y, qué artistazo!

Raúl dijo...

Alguien dijo en alguna ocasión, que el verdadero valor de una palabra aparece cuando se piensa, y no tanto cuando se dice. Es escucharse... y morir.
Precioso.

NáN dijo...

Cierto, BB, esa relación fue la causa de que el FBI la sometiera a presión y tuviera los problemas que tuvo.
Una cosa es que Genet los apoyara yendo de vez en cuando, o Sarte desde aquí. Otra es que lo hiciera ella.

Bárbara dijo...

Pues no había caído en lo del apellido, ESPECIES, y tampoco sabía lo de la película, da un poco de miedo verla, por la decepción que puede suponer.

Eso es BB, susurro de mariposa. Gracias, guapa.

Me alegro, ARACELI, besos.

Es verdad, RAÚL, siempre resulta deslucida cuando se dice o se escribe, una sombra de lo que uno tiene en la cabeza. Besos.

qui sap si... dijo...

Poc a poc com passen els núvols
quan no hi ha vent.
Poc a poc com passen les hores
quan tu no hi ets.
Poc a poc com passen els llavis
quan ens besem.
Poc a poc com ens movem
quan ballem plegats els nostres balls.
Així vull viure amb tu,
ple d’instants petits
que caminen poc a poc.
e