viernes, 26 de diciembre de 2008

Caminar por la calle



Caminar por la calle con tu chaqueta nueva
y ver los árboles cambiar de estación
en un solo árbol,
como esas fotografías nocturnas de ciudades
de trazos fluorescentes de tiempo
que confluyen en un solo horizonte
en busca de perspectivas en fuga,
apretar el paso hasta alcanzar la era pop
antes de que el semáforo parpadee
con el movimiento ciego de un fotograma ruso.
No detenerse
aún sabiendo que la vida cabe toda
en un adoquín
observado con calma
por un solo pie.



21 comentarios:

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Me ha recordado algunas letras de Franco Battiato. Hasta es posible buscarle alguna melodía de las suyas y tararearlo.

Reyes dijo...

Elegante, y doloroso también , la vida cabe toda en un adoquin , ostia, es verdad.
Me ha gustado mucho.
Besos.

especies dijo...

Emilio, qué buen oído. Tiene razón en que parece una (o varias) canción de Battiato. (Comentario para aficionados Por ejemplo, la chaqueta nueva es las casacas rojas de los que se alejaron por el fuego incandescente el volcán. Los árboles cambian de estación en la estación de los amores. Los trazos fluorescentes de tiempo (ché cosa restará di me...) confluyen en unos orizzonti perduti. Las perspectivas en fuga son, evidentemente, la Nevski, aunque non sopporto i cori russi ni los fotogramas rusos. Me enervan los semáforos (parpadeantes) y los stops. Y el solo pie, con el otro, son i piedi nudi sui braceri ardenti, está claro.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Bravísimo, Bárbara.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Una preciosidad, en su integridad. Prefiero no caer en operaciones de disección.

el pasado que me espera dijo...

La vida cabe en un adoquín, es verdad. Me encanta la frase, y la palabra adoquín es preciosa, ¿ no te lo parece? Es una palabra muy elegante, a mí al menos, me lo parece.

NáN dijo...

Pero lo mejor, aunque la vida quepa toda en un adoquín, es "No detenerse".

Apretar el paso.

Está lleno de esperanzas.

Bárbara dijo...

EMILIO, yo también busco un centro de gravedad permanente(o un centri di gravetá, eso también me sirve...). Sorry, es que es lo único de Battiato que conozco...

Ya sabes, REYES, pisa con garbo, morena.

Ohhhh, ESPECIES, ¿has hecho un doctorado en Franco Battiato? Maravillada estoy de todas esas conexiones entre ambos, cuyo mérito es sin duda la corriente que las une, es decir, tú. Mil gracias.

Me sumo al bravo, EMILIO.

Pues sí, MUYSEÑORESMÍOS, para eso ya están los del CSI y los del Bones...cada día se hace más difícil cenar frente a la tele... Gracias.

Sí, ARACELI, para mí tiene también algo simpático por el acabado en -quín. Lo imagino siempre hexagonal que es una figura que me gusta mucho.

NÁN, cuando uno comprende que la vida es movimiento, no puede dejar ya de caminar. Y al fondo a mano izquierda, (como el baño) siempre la esperanza.

Anónimo dijo...

A mí no me ha recordado a Battiato como dice Emilio sino a una canción de Lucio Batisti que se llama "¿Per qué no?".

Esos metatarsos están hechos para buscar a otros metatarsos, (tienen nombre de poblado íbero que pide a gritos que alguien los rescate del olvido en forma de novela histórica).

Es verdad que los pianos a cuatro manos tienen un sonido especial, pero mucho más que cuando uno camina con otra persona le cuesta cierto dolor de cabeza por girarla al hablar, pero le proporciona una velocidad increíble.

Luego están las historias de las calles, depende del estado de ánimo y de la luz, las calles se ven distintas. Los ojos se lo tienen que contar a los pies que van dentro de un zapato con suela de cuero.

Una vez nos pusimos a dos patas, a partir de ese momento nos olvidamos de los dedos de los pies, de sus metatarsos y sus huesecitos de pollo. Unos dedos que tienen cabeza de tortuga y uñas de escudo romano.

La civilización avanza, o se destruye, y lo último que queda de algunas esculturas es un pie. Dios siempre fue un pie desnudo.

Rafa Mtez-Simancas

El Viajero Solitario dijo...

Ya lo decía Cortázar: Todos los fuegos el fuego; pues eso me recordó tu poema: todos los árboles el árbol; todos los horizontes el horizonte.

Me gustó eso de "apretar el paso hasta alcanzar la era pop" y también eso otro de "la vida cabe toda en un adoquín".

Y seguro que conoces algo más de Battiato, aunque no lo sepas:

Nómadas que buscan los ángulos de la tranquilidad,
en las nieblas del norte, en los tumultos civilizados,
entre los claros oscuros y la monotonía de los días que pasan.

Caminante que vas buscando la paz en el crepúsculo
la encontrarás, la encontrarás al final de tu camino.
Bajo el tránsito de la aparente dualidad,
la lluvia de Septiembre despierta el vacío de mi cuarto
y los lamentos de la soledad aún se prolongan.

Como un extranjero no siento ataduras del sentimiento,
y me iré de la ciudad, esperando un nuevo despertar.
Los viajantes van en busca de hospitalidad,
en pueblos soleados, en los bajos fondos de la inmensidad

Forastero que buscas la dimensión insondable
la encontrarás fuera de la ciudad, al final de tu camino.

Miguel Baquero dijo...

"Apretar el paso hasta alcanzar la era pop". Ya te dije alguna vez que no tengo ni idea de poesía, pero me gustan mucho las frases deslumbrantes, frescas y sugerentes. Un abrazo.

TortugaBoba dijo...

"Ver los árboles cambiar de estación
en un solo árbol", maravilloso. La otra frase que también comenta Miguel Baquero, fantástica. Y el adoquín, una vida entera, vista por un solo pie, con calma, precioso.
Ya te digo, soy más de prosa, pero me gusta tu poesía. Me has "captao", pero eso ya lo sabes...
Besitos.

Txell Sales dijo...

Me ha gustado mucho el poema -y la foto que lo acompaña-. Además de los recursos literarios ya citados en los otros comentarios, me ha parecido muy cinematográfico.

BICHICOMA dijo...

Antiguamente, cuando álguien mentaba los piés se disculpaba con un "perdonando su cara". ¿Qué tendría que ver el pié con la jeta?
¿Por qué no eran dignas las extremidades? Es difícil encontar un pié bonito pero hay algunas caras... que parecen adoquines, con perdón.

Sergi dijo...

Complicado. No sé si lo entiendo bien, pero me ha gustado como sonaba. ¿Para cuándo los lees y los cuelgas con tu voz?
Marrón flying to you :)

Bárbara dijo...

RAFA, la Coixet podría hacer una película titulada "La vida privada delos metatarsios". Sin duda, nuestros pies llevan una vida paralela, han visto cosas que nunca imaginarías... La verdad es que deberíamos escucharlos más pies porque ellos saben tanto de la realidad (pero que no canten, que sólo susurren...)

Jo, VIAJERO, lo que me estoy perdiendo desconociendo a Battiato. Son cojonudas esas letras. Esta en concreto, bien podría haberla escrito para un tal viajero solitario, te suena? Ya sabes, todos los viajeros, el viajero.

MIGUEL, somos hijos de la era pop. La poesía no se acaba de entender, es como la vida, a uno le gusta su música pero no acaba de entenderla, como si fuera una canción en inglés. Otro abrazo.

TORTU, pues si eres más de prosa, estoy doble contenta. Es cierto que a veces no llega la poesía, depende mucho de si el canal está abierto o no. Me alegra haberte captao para mi secta, jeje. Besos.

Hola TXELL, me alegra que te guste. A mí me gusta mucho el cine y en general me gustan las obras que beben de distintas fuentes, de la música, de la física y hasta de la numismática si me apuras... Saludos.

No conocía ese dicho, BICHICOMA, pero supongo que todas las extremidades están conectadas de forma especial. Y supongo que el pie también puede ser el espejo del alma, ¿por qué no?.

Jeje, Sergio, what a brown, my friend. En cuanto sepa cómo se hace eso de grabar voz, acepto el reto y cuelgo un poema con esta voz de pija que Dios me ha dado. Me basta con que te guste cómo suena (yo tampoco acabo de entender del todo lo que escribo...)

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

me gusta eso que le dices a Tortu: " Me alegra haberte captao para mi secta". Cómo nos podemos llamar, los "treguanos", los "barbarianos"...? Pero es urgente, porque contando con los "bisturianos", comenzamos a ser legión.

TortugaBoba dijo...

A mí me gusta "los barbarianos"...

strongboli dijo...

Hay muchísimas vidas que caben en un grano de arena, y otras (menos) en un adoquín, e incluso alguna en una tochana. En cuanto a las sectas, la verdad es que ya tuve bastante con la católica. Hasta ya me da cosa ser del Barça.

Mega dijo...

No detenerse
aún sabiendo que la vida cabe toda
en un adoquín
observado con calma
por un solo pie.

Enterito lo suscribo.
Un abrazo,

Bárbara dijo...

Jajaja, MUYSEÑORESMÍOS, barbarianos o treguanos, parecen antiguos pueblos bárbaros. Pero ¿y lo de los bisturianos? No lo pillo... Es un lujo tener estos lectores.

Lo dicho TORTU, un lujo...

Ah, bueno, STRONGBOLI, te iba a decir que esta era una secta muy hippie y que practicábamos el amor libre, ejem, pero tú te lo pierdes...
Así que del Barça, ajá...

MEGA,¿Lo suscribe tu mano o tu pie?
Otro abrazo para ti.