lunes, 23 de junio de 2008

Cadáver palabra


Te diría una palabra al oído
despacio
como bajan del autobús las ancianas
una palabra húmeda, arenosa
entusiasta
cuyas ondas apretasen el eco
hasta morir
entre mi boca y tu oreja,
sólo nuestro pequeño cadáver palabra
su vida aún resonando
entre nosotros,
su muerte sería nuestro secreto.

2 comentarios:

Vicent dijo...

En algunas ocasiones hasta una sola palabra es demasiado, en otras encierra un mundo inmenso en unas pocas silabas.

Bárbara dijo...

Pues sí, como este único comentario a la entrada, solo uno pero grande.